El regreso de Lara Croft, una entrevista con Alicia Vikander

Alicia Vikander
Foto: Cortesía Warner Bros. Pictures

La madre de Alicia Vikander exclamó “¿Pero esa no es una película con Angelina Jolie?”, cuando la actriz le contó que ella sería Lara Croft en la nueva cinta de Tomb Raider. Platicamos con Vikander a propósito de este singular reboot que, nos cuenta, nos remite al origen del mito.

¿Qué interés debería tener el público para ver otra película de Tomb Raider?


Angelina Jolie convirtió este rol en un ícono femenino. Incluso, probablemente ella fue la responsable de que este personaje sea una de mis heroínas consentidas. Los productores se acercaron a mí para ofrecerme el papel, un año antes de empezar a rodar y, curiosamente, les hice el mismo cuestionamiento que mi madre me hizo. Ellos respondieron que más que una secuela se trataba de un relanzamiento partiendo del origen del personaje, basado en la versión del videojuego de 2013, el cual, tengo entendido, es el más vendido en la historia. Antes de aceptar, volví a jugar los videojuegos para comprender la figura de Lara Croft.

Alicia Vikander Yes GIF by Warner Bros. Deutschland - Find & Share on GIPHY

¿Y que descubriste sobre ella?

Está el factor evidente: Lara es audaz, inteligente y muy sexy. Sin embargo, en el reboot del videojuego de 2013 se distingue a una Lara que se embarca en una odisea con el objetivo de averiguar si su padre está vivo. De acuerdo a estos tiempos, creo que la concepción del personaje corresponde al prototipo de la mujer contemporánea. Básicamente, esta fue la razón por la que acepté participar en esta película.

La industria cinematográfica también ha cambiado desde la primera cinta de Tomb Raider, en 2001. Pareciera que los productores consideran el gusto de la audiencia de una manera más directa. La cinta, ¿tiene dedicatoria a los gamers?

Los realizadores de esta cinta decidieron invitar a algunos influencers del medio de los videojuegos al set. Fue una jornada muy activa, pues ese día realizamos secuencias complicadas, sin embargo, estaba pendiente todo el tiempo de nuestros invitados… Hace algunos años no era tan bien visto que una chica se confesara adicta a los videojuegos, yo no tenía una Playstation en casa, por lo que iba a escondidas a la de mis amigos para poder jugar. Quería compartir esas experiencias con los chicos que nos visitaron ese día, y comentarles que hoy en día las cosas son completamente diferentes para bien.

También te puede interesar: La libertad del Diablo: el rostro oculto de la violencia