Caldos Ánimo, comida norteña en la CDMX

Caldos Ánimo es una opción para comer platillos únicos de tierras norteñas en la CDMX

Caldos Ánimo es una opción para comer platillos únicos de tierras norteñas en la capital chilanga

A un par de semanas de su apertura, este local ya está lleno de chilanglotones que se mueren por probar los famosos caldos y, cómo no, sus deliciosos tacos.

Antonio de Livier, el mismo chef que en Guadalajara tiene La Panga del Impostor, uno de los changarros de mariscos más queridos de la capital tapatía, ahora anda en la Ciudad de México para traernos platillos únicos de las tierras norteñas que lo vieron crecer: Sonora y Baja California Norte. Cuando habla de ellos lo hace con enorme entusiasmo y amor porque, como bien sabemos, no hay comida como la del hogar.

El platillo emblema es el Birriamen, que es básicamente una birria con fideos. Está muy sabroso (¿que podría salir mal?), pero hablando estrictamente de sabores, hay opciones más ricas, como la sopa cachanilla de camarón estilo oriental, o el caldo norteño de queso.

Pero si eres como Mafalda y lo tuyo no es la comida líquida, también hay tacos de lengua en adobo, hongos con elote y huauzontle, chicharrón con quintoniles, chapulines con guacamole y rajas con kale.

Se tienen pensados 35 caldos y 35 guisos que estarán en rotación constante, para que ningún cliente se aburra de comer siempre lo mismo. Así que habrá sorpresas.

Los alimentos se pueden acompañar de chelas artesanales o ampolletas normalitas. Su carta no incluye postres, pero no te preocupes, seguro vas a salir llenísimo y no los vas a extrañar.

Próximamente, Caldos Ánimo también tendrá una sucursal en la Cuauhtémoc, cerca de la Torre Mayor. Mientras mantengan la calidad, nosotros no tenemos problema si quieren jugar Monopoly culinario y tener presencia en cada esquina de la ciudad. Ñom.

Caldos Ánimo está en Pennsylvania 205, en la Nápoles, y abre diario de 13 a 21 horas.

TW @AnimoMex

Foto: Lulú Urdapilleta 

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 5 de Abril 2017
Artículo siguienteCome tacos como campeón en Los Parados de Don Pepe
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.