Come las mejores hamburguesas de tu vida o te regresan el dinero

Mark Mencieca ya es un personaje legendario en Coyoacán. Todo mundo sabe si está o no en su restaurante, porque es el habitante más encantadoramente escandaloso de la ciudad. Este maltés creó un lugarcito que, entre hamburguesas, profiteroles y lasañas, se volvió de culto entre estudiantes y vecinos de la zona: La Santa Gula. El éxito fue tal que recientemente replicó el concepto en la Roma.

IP4A5413

Los platillos malteses, basados en las recetas de la mamá de Mark, son lo más interesantes y reconfortantes. No te puedes perder las arancini (bombas de arroz con salsa bechamel), la timpana maltesa (macarrones con boloñesa envueltos en hojaldre) ni la lasaña (que puede ser vegetariana o tradicional). Tampoco las perras maltesas, jochos atascadamente deliciosos.

La carta se complementa con hamburguesas, el orgullo del lugar. Antes de pedirla te dicen que, si no es una de las mejores cinco que has probado en tu vida, no la pagas (¿le entras al reto?). Vienen en bollos artesanales horneados por ellos mismos y el sello distintivo es que el queso viene por dentro de la carne, así que es tal cual una explosión de sabor.

IP4A5412

El único problema es que no existen dos Marks para que estén uno en cada Santa Gula recibiendo amorosamente a cada cliente. Con o sin él, el servicio es de primera. Y el lugar les quedó precioso, con sus lechugas hidropónicas en las paredes y una mesa comunal con un árbol en medio. En una colonia Roma cada vez más pretenciosa, este restaurante es una pecaminosa bendición.

IP4A5452

La Santa Gula Roma
Mérida 82, Roma Norte; 7577 5263.
Lunes a sábado de 13 a 22 h. Facebook: lasantagularoma.

Fotos: Lulú Urdapilleta

Compartir
Artículo anteriorEl juego que más te guste
Artículo siguienteDumplings: bocadillos orientales al estilo Roma-Condesa
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.