Un Food Truck en la Juárez que no quiere ser hipster

En la Juárez hay un lugar donde puedes comer pizza, hot dogs, hamburguesas o mariscos de primera con poca lana y, además, tienen dos camiones que andan rolando por la vida

Marco Di Battista nació en Argentina, llegó a vivir a la ciudad hace ocho años y es el dueño del Comedor Lucerna, el cual abrió hace nueve meses gracias a la iniciativa de un grupo argentino dedicado a la gastronomía y del que Marco forma parte; la idea vino después de ver algunos restaurantes muy atractivos en Nueva York, Bogotá y Buenos Aires, y aterrizar las ideas que más les gustaban al concepto del comedor —como el uso de materiales reciclados, mesas comunitarias o una estética vintage—. Además, desde hace medio año tienen dos food trucks que llevan a eventos.

La idea de Marco y el grupo era “romper con el mercado tradicional” para que la gente pudiera convivir. Para el dueño, la idea es que venga gente de todo tipo y se sienta cómoda: los vecinos de la Juárez, un director de compañía, un tatuador, una abuela con sus nietos. “No queremos un lugar hipster y de moda”. Lucerna se caracteriza porque en su espacio conviven distintos conceptos gastronómicos: el Camarón Ahogado (mariscos), Chimi Burger (hamburguesas), Central de Pizzas (pizzas y empanadas) y Hot Dog Ramírez (jochos gourmet). La mayoría de los locales cuenta con otras sedes físicas, pero Central de Pizzas y Chimi Burguer tienen sus propios food trucks.

“La idea original era trasladar el menú de Lucerna a eventos, shows o recitales, pero como en México no existe una legislación clara en el tema de los food trucks, es difícil conseguir autorización a nivel delegacional para instalarlo”, cuenta Marco. Sin embargo, en menos de una semana el food truck de Central de Pizzas tendrá un espacio seguro en la Benito Juárez.

LOS FOOD TRUCKS

La mayoría de los food trucks son un poco altos, “queríamos un vehículo en el que la gente se pudiera acercar a pedir. Además, queríamos ofrecer comodidad para quien estuviera adentro. Es una forma de darle un mejor servicio a la gente”. Entre los platos más pedidos del comedor está la Hamburguesa Bully (tiene una costra de queso provolone, una salsa de aceite de oliva y ajo, lechuga, tomate, cebolla y tocino), y la pizzas de arúgula con jamón serrano, y la de provolone con tocino (pero pídelo como panceta). Además, tienen agua de sabor según los productos de temporada; también, en la Central, tienen pastel de chocolate o de queso como postre. Con $100 sales bien comido. Están en Lucerna #51, colonia Juárez.

Redes:

https://twitter.com/centraldepizzas

https://twitter.com/chimiburger1

https://www.facebook.com/ComedorLucernaOficial/

Compartir
Artículo anteriorTres pelis para perder el tiempo en jueves
Artículo siguienteLibro: La profundidad de flotar en el vacío
(Ciudad de México, 1988) Escritor, editor de la revista Moria y coorganizador de Lateralia. Festival de edición independiente. Devoto de los gatos, Thomas Bernhard, Andréi Tarkovski, Ingmar Bergman, Bill Hicks y J.S. Bach.