Cuatro lugares para disfrutar el sabor yucateco

Pasa un rato familiar

comida-yucateca-2

Humbertos es un restaurante mexicano fundado en 1989 por don Humberto, su esposa Raquel y su hijo Enrique, quienes desde ese momento decidieron ofrecer platillos de excelente calidad con un servicio de primera. Te recomendamos visitarlo para disfrutar de una tarde familiar para saborear sus deliciosos alimentos con una carta muy diversa.

Restaurante Humbertos

Patricio Sanz 1440, col. del Valle

 

Delicias del Surcomida-yucateca

 

En este restaurante, los platillos más famosos son la sopa de lima y la sopa de frijol. En este lugar se puede disfrutar lo clásico de la comida yucateca como la cochinita pibil, los panuchos y los papadzules. Ven a conocer esta propuesta que, aparte de sabrosa, te invita a pasar una tarde con buen ambiente, además, tiene la mejor atención.

Le Lah Tho

Patriotismo 456, col. San Pedro de los Pinos

 

 

Un verdadero manjar de Dios

comida-yucateca-3

Hanal K’U es un restaurante que invita a gozar de una experiencia culinaria a través de los sabores, los olores, las texturas y los colores de los platillos yucatecos. Esta comida artesanal es elaborada con la más ferviente dedicación y esmero, para lograr que cada platillo sea único y exclusivo. Ofrece especialidades que van desde los antojitos yucatecos hasta platillos de temporada.

Hanal K´u

Concepción Beistegui 1407, col. del Valle

 

Comida con Sazón 

comida-yucateca-4

Esta taquería es reconocida por el sabor de sus alimentos, en los que predominan los condimentos y algunos alimentos como la tortilla y el chile habanero. Te recomendamos probar la cochinita que, dicho por muchos visitantes, es la mejor del universo. Es un lugar sencillo en el que podrás deleitarte con sus sabores y para la zona no es muy caro, en promedio gastarás $70.

El Turix

Emilio Castelar 212, col. Polanco

 

(Fotos: Shutterstock) 

Compartir
Artículo anteriorLos 5 mejores lugares para comprar vinos
Artículo siguienteSuede: una leyenda del glam contemporáneo
Originaria de la Ciudad de México, mitad sinaloense y mitad defeña, estudió Comunicación en la UNAM, le encanta pasear por las calles de la ciudad en buscar de historias para contar.