Estrena periférico 50 columnas verdes

Para finales de 2017, 545 columnas del Anillo Periférico estarán cubiertas de verde. Se trata de la primera etapa de los trabajos del proyecto de naturación urbana más grande del mundo y las primeras 50 ya fueron inauguradas.

Aunque serán más de mil columnas adaptadas, la Oficialía Mayor entregó un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) para las primeras 545 pilares, el cual también contempla que 54 de éstas serán publicitarias.

El procedimiento para adquirir publicidad constará en que cada empresa patrocinadora pagará por un paquete de 50 columnas, de las cuales, 45 serán verdes y cinco con publicidad que podrá distribuir a su gusto.

El proyecto creado por la empresa Vía Verde contempla que será la iniciativa privada la encargada de pagar por la instalación y mantenimiento, a cambio de que por cada diez columnas una tenga publicidad. La contraprestación es válida por diez años con posibilidad de renovación.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que por cada persona deben existir nueve metros cuadrados de áreas verdes, pero en el caso de la Ciudad de México solo hay 3.7, esto se traduce en un déficit de 40 millones de m2.

Desde julio de 2016, Vía Verde, la empresa que lleva la planeación, comenzó la instalación de 50 columnas con 2,900 m2 de área verde en el tramo de Molinos a Barranca del Muerto.

El director del proyecto, Fernando Ortiz Monasterio explicó que el trabajo que realiza Vía Verde consiste en el anclaje de paneles en las columnas del segundo piso del Periférico y al no haber perforación, la estructura no sufrirá daños. Dichos paneles serán abatibles para que en caso necesario se puedan inspeccionar los pilares.

Cada estructura contará con monitoreo remoto para conocer el estado de las plantas en tiempo real, además de que cada pilar tendrá un sistema de riego por goteo para aprovechar la captación de agua de lluvia desde el segundo piso del Periférico durante ocho meses, mientras que para los cuatro restantes considerados secos se utilizará agua tratada.

Para el montaje de las 100 mil plantas se utilizan mayas elaboradas de botellas PET recicladas. Las telas son cosidas por 30 mujeres internas del Centro de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

Para Fernando Ortiz Monasterio, el proyecto de naturación no es publicitario ni busca ser una solución a los problemas medioambientales, “tiene un objetivo paisajístico que también aporta disminuir los problemas ambientales, además de que reduce el estrés, el ruido y le cambia la cara a una vía muy transitada”, dice.

(Foto: Cortesía)

 

 

Compartir
Artículo anteriorAt the Drive vendrá a la CDMX
Artículo siguienteMorrissey vuelve a la CDMX
Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.