Fabrizio Mejía Madrid nos habla sobre la literatura mexicana actual

Fabrizio Mejía Madrid (né en 1968) est un écrivain mexicain et journaliste de la ville de Mexico. Il écrit pour le magazine politique mexicain Proceso. Il contribue également dans les magazines Letras Libres, Gatopardo, Chilango, et les pages culturelles de la Reforma journal. Son travail a été inclus dans les anthologies de Mexico Reader (University of Wisconsin Press, 2004), et A Ustedes les consta, la réunion de choronicles Mexique sous la direction de Carlos Monsiváis (ERA, 2006). Pendant quinze ans, il a écrit une œuvre littéraire dans la colonne de gauche journal mexicain La Jornada. Il a publié trois livres de chroniques; Pequeños actos de desobediencia civile (1996), Entre las Draps (1995) et la sortie d'urgence (Random House, 2007), et deux romans, Hombre al agua (Joaquín Mortiz, 2004) vainqueur de la Antonin Artaud Prix du meilleur roman, et El rencor (Planeta, 2006). Récemment, un comité de Bogota, la capitale internationale du Livre, la liste restreinte Mejía Madrid, avec Jorge Volpi et Álvaro Enrigue, comme l'un des 39 écrivains under Forty qui définissent la littérature latino-américaine au 21e siècle.

EL NARRADOR Y CRONISTA HABLA SOBRE SU PRÓXIMA NOVELA, SUS INFLUENCIAS TEMPRANAS Y EL PANORAMA DE LA LITERATURA MEXICANA ACTUAL

Ganador del Premio de Narrativa Antonin Artaud en México, en 2004, por su novela Hombre al agua y colaborador habitual de los principales periódicos y revistas del país, Fabrizio Mejía Madrid —uno de los narradores y cronistas más interesantes de la actualidad— publicará en Penguin Random House su próxima novela.

Al preguntarle qué autores han marcado su estilo de escritura y pensamiento crítico, Fabrizio responde “Cuando era niño me influenció Mafalda. Más que una tira cómica, es un estilo de decir las cosas: ahí está contenido el espíritu crítico y cierta manera de ver la literatura. En los años 80 se decía que detrás de Mafalda estaba el Che Guevara, así como detrás de Charlie Brown estaba Freud”.

El escritor enlista, también, dos vertientes que lo marcaron: la primera está conformada por el nuevo periodismo estadounidense (Tom Wolfe y Hunter S. Thompson) y “todos los autores que escribían esas novelas de 800 páginas, como Norman Mailer y William Styron”; la segunda incluye a los grandes cronistas mexicanos: Salvador Novo, Carlos Monsiváis y José Agustín.

WALSH Y CAPOTE

“Se habla mucho de que Truman Capote inventó la crónica hace medio siglo. Sin embargo, el argentino Rodolfo Walsh lo hizo 10 años antes, cuando publicó Operación Masacre. Walsh desentraña una matanza bastante inútil, muy parecida a la que aborda Martín Luis Guzmán en La sombra del caudillo. Mientras que la preocupación de Capote es más existencial: él intenta, en A sangre fría, saber qué pensaban dos hombres al asesinar a una familia”.

GUADALAJARA JALISCO, 27NOVIEMBRE2011.- Fabrizio Mejia, escritor mexicano, tomando agua (o tequila) en una taza conmemorativa de los 25 años de Cuartoscuro, durante la feria del libro de Guadalajara que ayer se inauguró con la entrega del premio de literatura a Fernando Vallejo (colombiano nacionalizado mexicano) quien hizo críticas al PRI, al expresidente Fox y a Felipe Calderón. FOTO: PEDRO VALTIERRA/CUARTOSCURO.COM

42 METROS CUADRADOS

Sobre su próximo libro, el autor de Tequila DF dice: “Mi nueva novela, 42 metros cuadrados, es una crónica de los cuartos de una casa. Se trata de espacios en México que han tenido como huéspedes a seis escritores extranjeros: Breton, Lowry, Burroughs, Jane Bowles, Humboldt y Traven”.

“Es una visita —bajo la idea de Georges Perec—, a los cuartos de una casa, nada más que, en este caso, yo retomo un género algo perdido, presente en La vida de los doce césares, de Suetonio, y las vidas de santos en la literatura cristiana —vidas ejemplares, a diferencia de los personajes que yo elegí—”.

AUTORES JÓVENES

Sobre los autores que más le interesan en la literatura y el periodismo mexicano actual, Fabrizio menciona a Diego Enrique Osorno: “Me parece muy provocador que describa su trabajo como periodismo infrarrealista”.

De los poetas, el cronista menciona a Hernán Bravo Varela y destaca a Luis Felipe Fabre, quien incluye en su propuesta estética “todo lo que podríamos llamar pop en el presente”.

En la narrativa menciona a Julián Herbert. “Canción de tumba es un gran libro. También me interesan los cuentos de Guadalupe Nettel”. Para finalizar, dice que Heriberto Yépez “puede criticar todo el sistema cultural mexicano”.