“Ser perseverante es necesario para un piloto”: Luis Felipe Montaño

Hace dos años, el piloto Luis Felipe Montaño ganó —como parte de la escudería de Aéropostale— la segunda fecha de la Nascar México Series, su primer triunfo en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Sin embargo, Luis Felipe alcanzó este punto respaldado por una serie de logros alcanzados desde temprana edad, cuando en sus años de formación y como un piloto talentoso y precoz ganó el Gran Premio Infantil de la Ciudad de México. Después se coronó consecutivamente como campeón y subcampeón nacional en la categoría Pony GTII. Campeón y dos veces subcampeón en la Copa Reto Dodge Neón, novato del año y subcampeón en las Pick Ups, primer lugar en Slalom Andosad y en Hot Wheels Master de Karts categoría internacional 100cc, Luis Felipe participa en la actualidad en Nascar Toyota Series.

 Hace dos años ganaste la segunda fecha de la Nascar México Series, ¿cómo fue esa experiencia?

Tengo ya 26 años de trayectoria y creo que la Nascar es el triunfo más importante que he tenido en toda mi carrera. Obviamente fue en la categoría más importante de México. Llevaba más de 100 carreras sin poder ganar, imagínate lo que este logro representó para mí. Además, estábamos estrenando patrocinio: se trataba de nuestra segunda carrera con Aéropostale y fue en el autódromo de la ciudad, el más importante. Era mi primer año en el equipo y no había mejor manera de estrenar patrocinio, parecía que todo se conjugó para que pudiera ser un día perfecto. Por todas estas razones puedo decir que es la mejor carrera que he tenido en mis años de trayectoria como piloto.

¿Cuánto tiempo te preparaste para esta competencia?

La verdad es que para todas las fechas nos preparamos dos o tres meses antes, y como era la segunda veníamos directamente de la preparación. El coche estaba nuevo por completo y, por lo general, se trata de un momento óptimo para la condición física del piloto. Podría decir que había tres aspectos que estaban al 100 %: los que abarcan la preparación tanto física como mental y el estado del coche para poder salir a la pista.

¿Cómo fueron tus años de formación?

Empecé en 1990 entrenando en un Volkswagen Sedán, un vehículo bastante resistente. Durante un año entrené todos los domingos en Pachuca, y es muy posible que estuviera en una edad complicada, en la que uno sólo quiere estar de fiesta siempre. A lo mejor no me gustaba tanto entrenar cada domingo, pero mi papá me llevaba. Recuerdo que en algún momento me empezó a parecer tedioso, pero gracias a esta experiencia he podido llegar a donde estoy. En la actualidad tengo 41 años, y en esa época yo andaba por los 12 o 13 años.

dsc05087

En tu profesión, un error mínimo puede echar todo a perder. Algunos pilotos de acrobacias aéreas se visualizan haciendo todo perfecto antes de salir a la pista, ¿cómo te preparas?

Me gusta hacer visualizaciones para tener muy claras las referencias de la pista en la cabeza. En qué punto tienes que frenar o acelerar es algo muy importante. Tener presente estos elementos te hace subir con más confianza y te ayuda a no cometer errores durante la carrera. También uno debe pensar una media hora o una hora antes, más o menos, en cuál es la estrategia planeada, platicar con el equipo en qué momento deben cambiarse las llantas o se debe cargar gasolina. Lo que te cuento es lo que intento hacer, no quiero y no me gusta meterme muchos rollos en la cabeza. Tampoco tengo amuletos o algo parecido porque el día que olvide mi objeto de la suerte voy a volverme loco. Principalmente, me gusta concentrarme y saber lo que tengo que hacer y lo que no, porque detrás de un piloto siempre hay una gran responsabilidad con una marca.

¿Cómo agudizas tu concentración?

Cuando te subes al coche, ya estás amarrado, se fueron los mecánicos y quedas completamente solo, entras en un estado donde podrías hasta quedarte dormido debido a la tranquilidad que sientes por el estrés previo a la carrera. Creo que ese momento, antes de arrancar la carrera, estando solo en el coche, es muy padre. Además, esa tranquilidad puede ayudarte a alcanzar el máximo de concentración. En ese momento, hago la visualización de una vuelta a la pista y me enfoco en la estrategia planeada con el equipo.

¿Qué consejos le darías a los pilotos jóvenes?

El mejor consejo es siempre estar consciente de la meta, tener muy claros los objetivos y no cansarte. Esta profesión puede ser complicada, en especial para adquirir apoyos y patrocinios. Es importante resistir y ser perseverante. La perseverancia es la mayor cualidad que puede tener un piloto, especialmente si éste va empezando.

Fotos: Especiales