‘La sed de Dios, como la de los peces, es insaciable’

Jalaludin Rumi fue un poeta del siglo XIII, quien recibió el título de “Nuestro Maestro Bienamado” y es uno de los pilares fundamentales de la poesía mística universal.

Rumi, erudito, maestro y filósofo exploró a fondo las tradiciones filosóficas, religiosas y literarias de su tiempo, aunque fue exiliado del imperio persa, por lo que sus viajes fueron determinantes para su obra.

Sus textos están llenos de poesía, citas, diálogos, cuentos, anécdotas, enseñanzas e interpretaciones de El Corán, que Conaculta, a través de la colección 100 del Mundo, preparó en una antología a cargo de Elisa Ramírez.

La poesía de Rumi tiene temas recurrentes, al igual que otros poetas sufíes, donde el concepto de Tawheed (unidad) está ligado a su “Amado” que es la fuente principal de donde cada ser humano ha sido cortado y por lo cual nos lamentamos de dicha separación y la constante búsqueda para unirse con el ser divino, Rumi escribe al respecto: “Deseo hallar un corazón desgarrado por la separación, / para hablarle del dolor del anhelo. /  Todo el que se ha alejado de su origen, / añora el instante de la unión”.

La importancia de este poeta va más allá de la mera fascinación literaria, ya que en países de habla persa se leen diariamente sus textos, mismos que han influenciado a la literatura urdú, persa y turca.

 

41fyH2cRvsL._SX321_BO1,204,203,200_La sed de los peces
Jalaludin Rumi
Publicado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, 2007.