Lobster Theremin aterriza en la CDMX

Lobster Theremin
Foto: Cortesía Fascinoma

Desde su memorable primera edición, allá por noviembre del 2016 en un balneario de Atlixco, en Puebla, Fascinoma hizo alarde de magnífico gusto. Su cartel incluía pura crema de la electrónica, desde clásicos y contemporáneos del techno como Larry Heard o Lucy, hasta grandiosos selectores de ritmos como Galcher Lustwerk o Awesome Tapes From Africa y un buen número de DJ’s nacionales también de antología.

Fueron dos días, con sus noches, de estupenda buena música. Era obvio que, a partir de ahí, íbamos a seguir fervientemente lo que viniera avalado por Fascinoma. Y así sugiero que lo haga cualquier seguidor de la mejor electrónica —sobre todo, techno, house y sus variantes— que esté produciéndose en el mundo. Para prueba, pueden darse una vuelta este viernes a la noche que han preparado para mostrar parte del trabajo del sello londinense Lobster Theremin.

Con cinco años de existencia, el sello fundado y curado por Jimmy Asquith ha venido esculpiendo su leyenda desde el primer lanzamiento hasta el más reciente. El primero fue un magnífico EP de house inspirado en los sonidos de Detroit y Chicago: Equation, con el que debutaba Palms Trax, hoy productor y DJ omnipresente en los mejores festivales de electrónica del mundo. Y este año llegan a su lanzamiento número 50. Se trata de Come Home, un EP de Route 8, otro de los productores insignia del sello. En junio será el lanzamiento, pero ya tuvimos una probadita con el track que da título al EP, en el que puede oírse el house habitual con toques emotivos de Route 8, esta vez inspirado en sus viajes por el mundo. Muchos seguidores del house, el dub techno, el ambient y el acid ven en Lobster Theremin una de las disqueras definitivas de la década. Para los escépticos, queda ir a escuchar los sets de Route 8 (live & DJ set), Asquith y nthng —como invitada nacional estará Virgin Birth— en la fiesta que ha preparado Fascinoma para celebrar cinco años del sello.

Aseguren su entrada aquí: lobstertheremin.boletia.com.

También te puede interesar: Entre pinceles y guitarras