¿Qué hay en el Metro Indios Verdes?

MÉXICO, D.F., 02ENERO2015.- Vista del paradero Indios Verdes, al norte de la ciudad, uno de los que tiene más afluencia de personas ya que llegan de varios municipios del Estado de México. FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

Ubicado en avenida Insurgentes Norte y avenida Ticoman, en la col. Residencial Zacatenco, al norte de la ciudad, se encuentra uno de las estaciones que conecta a un gran número de personas del Estado de México a la CDMX y viceversa: Indios Verdes.

La Línea 3 del Metro fue inaugurada el 20 de noviembre de 1970, con el trayecto Tlatelolco a Hospital General, pero la construcción completa, tal cual la conocemos, finalizó en 1983. Exactamente el 1 de diciembre de 1979 fue cuando se creó la estación Indios Verdes.

Indios Verdes

Según datos de la CETRAM, oficialmente son 28 las rutas que se encuentran en el paredero del Metro, aunque la realidad es que existen una enorme cantidad de transportes que arriban y parten de ese punto a destinos dentro de la CDMX, pero muchos más, hacía el área metropolitana e inclusive otro estados cercanos.

De todo un poco

CIUDAD DE MÉXICO, 26JULIO2016.- Aspecto del paradero del Centro de Transferencia Modal (CETRAM) de Indios Verdes tras haber sido retirados, el día de ayer, 62 estructuras metálicas de puestos ambulantes, asentados en las inmediaciones del anden “J”. Con esto, la Secretaría de Movilidad busca la recuperación del espacio público para los más de 950 mil usuarios de la terminal. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Cada salida del Metro corresponde a un corredor lleno de puestos de todo tipo: taquerias de 5 x $15 o 3 x $10, marisquerías, abarrotes, puestos con flores y peluches, zapateros, ropa, productos de belleza (por si se te olvida el rimel en casa) y accesorios para celulares.

Sin falta, los infalibles lugares para entrarle rico a las garnachas. Si te hace falta un bolso o mochilas, aquí las encuentras; chácharas de toda clase y con tanta gente, los baños públicos no pueden faltar, claro,  -sólo para los urgidos-.

Para el antojo

Indios Verdes

Para los hambrientos que aún tienen un trayecto que recorrer, las papas a la francesa que están frente a la entrada del Metrobús son un bajón de los dioses; dos chicos están a la orden del día friendo papas para no hacer esperar a su clientela, aunque hay otros puestos en el paredero, estas no se les comparan.

Las papas a la francesa cuestan $15, les ponen mayonesa, catsup, queso amarillo líquido y salsa picante. Las papas fritas también son muy solicitadas cuestan $10, hay adobadas, con queso y naturales; con unas gotitas de limón y “salsa de la que pica”.

El mercadito

Indios Verdes

A las afueras del Metro se encuentra el Mercado de Indios Verdes, desde el año 2004, además de tener todo con lo que cuenta un mercado tradicional, también es utilizado como bodega y tiene un espacio para la recolección de basura.

Y para los amantes de las tragamonedas o maquinitas con juegos de todas las épocas, aquí adentro hay varios locales donde jugar su suerte y chance y hasta ganar unos cuantos pesos.

La Santa Muerte

Indios Verdes

Hay que decir que la comida, y cualquier tipo de souvenir que puedas encontrar en este paradero no es todo. La fe también juega un papel importante en este lugar, así como existe un altar dedicado a la Vírgen de Guadalupe, puedes encontrar un para la Santa Muerte.

Es normal que sin importar la hora del día se vean personas rezando, poniéndole flores, limpiando su lugar con esmero, y hasta fumando un cigarrillo frente a ella, con tal de que les conceda sus peticiones.

¿Y los Indios Verdes?

Indios Verdes

Ahuizotl, “Espinas del Río”, el tlatoani con habilidades diplomáticas, reconocido como un líder religioso y también como un prodigioso economista.

Indios Verdes

Itzcóaltl, “La serpiente de obisdiana” fue un guerrero con el máximo cargo militar y cuarto tlatoani de los mexicas.

Estas son las estatuas de bronce de los Indios Verdes –  Dicen que ese color se debe al desgaste de los años- a quien ela estación debe su nombre.

Fueron Creadas por el artista Alejandro Casarín en 1889 para una presentación en París. En el año 1890, las esculturas adornaron por primera vez el Paseo de la Reforma, pero 12 años después fueron trasladadas a la Calzada de la Viga.

En 1920 seguían sin un lugar definitivo, por lo que llegaron a la av. Insurgentes norte, justo en la zona donde se encuentra actualmente el Metrobús y permanecieron ahí hasta 1979, cuando se construía el Metro. Cuando todos creían que esa era su última morada, en 2005, ambos monumentos fueron trasladados al Parque del Mestizaje, a unas cuantas cuadras de su antiguo recinto.

(Fotos: Vania Solís, Cortesía y cuartoscuro)