Manual de la veda

Nacho Lozano escribe su manual sobre lo que pasa en la veda electoral

Estas son las instrucciones para entender las ocurrencias electorales

La estupidez

Primero hay que entender que la veda electoral es una estupidez que trata —seamos claros— como estúpidos a los mexicanos. “Veda”, que en realidad debería escribirse con “p”, para describir la fiesta que los poderosos y sus amigos se pusieron con nuestro dinero durante las campañas.

La explicación de la estupidez

La veda o periodo de reflexión (sí, no es mamada, así la llaman) está contemplada en el artículo 251 de la Ley Electoral (para babosos) e inició en el primer minuto del 1 de junio. Ordena que ningún partido ni candidato puede hacer proselitismo o llamar al voto a favor o en contra de alguien más.

Nosotros y la estupidez

El periodo de reflexión (que yo llamaría de “digestión” de tanta porquería escuchada) incluye su Ley Seca, sí, la que prohíbe vender alcohol durante el fin de semana de la elección. ¡Vaya idiotez! Como si uno no tuviera una botella de mezcal en casa y no pudiera bebérsela toda por la depresión.

Los medios y la estupidez

Durante este periodo, los medios no podrán informar nada de partidos o candidatos. No habrá encuestas…. Ahhhh, pero eso sí, los gobiernos sí podrán meternos una espotiza de aquellas sobre los programas de “apoyo” que cínicamente “publicitarán” en esas poblaciones que están “reflexionando” su voto.

Contra la estupidez

Sí, los políticos y sus camarillas limitan a otros, pero jamás limitan sus trampas, así que lo mejor es mandarles un mensaje claro: NO SOMOS IDIOTAS. Lo mejor que podemos hacer, créanme, es salir a votar y sacar a los que no queremos, dejar a los que queremos o poner a quienes queremos. Vota. Vota. Vota.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 2/06/2017
Artículo siguienteLa Champions también se vive en la CDMX
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.