Panteón de San Fernando: un cementerio convertido en museo

Este es un museo único en su tipo. A diferencia de otros recintos, este alberga los restos de casi 50 personajes históricos de México, así como cerca de un centenar de tumbas que son consideradas verdadero arte funerario

El museo Panteón de San Fernando guarda en sus paredes un cachito del siglo XIX. Al entrar te transportas directamente a otra época, pues el ambiente contrasta totalmente con las calles que lo rodean.

Cada una de las tumbas tiene una historia y diseño único. Entre ellas destaca el mausoleo donde descansan los restos de Benito Juárez, su esposa y cinco de sus 12 hijos. En la parte superior del mismo se puede leer la icónica frase del benemérito de las américas: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Tumba-Juárez

El Panteón de San Fernando era uno de los más exclusivos y costosos de su época. Su origen se remonta a 1832 y ofrecía sepelios ostentosos y llenos de lujo.  Gracias a las leyes de Reforma, en 1859 la iglesia pierde todo derecho sobre los cementerios y camposantos por lo que la época de entierros ostentosos finaliza. Para 1871 el panteón es clausurado, sin embargo un año después es reabierto por única y última vez para recibir los restos del ex presidente Benito Juárez.

En 1936 el Instituto Nacional de antropología e Historia declara al panteón como monumento histórico, mientras que en 2006 recibe oficialmente el título de museo.

ESO TE PUEDE INTERESAR: LAS “JOYITAS” DEL MUSEO DEL AUTOMÓVIL DE LA CDMX

Cerca de 50 personajes históricos fueron enterrados en este panteón. Cerca de las tumbas se encuentra una pequeña placa con la fotografía, historia e importancia de cada una de estas personas.  Además de Juárez, ahí yacen los restos de: Ignacio Comonfort, Martín Carrera, Ignacio Zaragoza, Vicente Guerrero, José María Arteaga y muchos más.

Zaragoza-tumba

Se pueden encontrar innumerables placas en las paredes. La que más destaca es la pared dedicada a los niños, pues a través de los epitafios se puede comprender el dolor de los padres: “Aquí duermen los angelitos…hablad bajo, no los despertéis”.

Muro-niños

Pero no sólo se ven tumbas en este museo. Todos los sábados y los últimos miércoles de cada mes se realizan visitas guiadas caracterizadas. Además el recinto recibe de manera regular diversas conferencias.

Por otro lado, en las rejas que protegen al panteón hay muestras fotográficas. La actual es “A talachear juntos…¡Por el barrio y la esperanza!: Colonia Guerrero: 1985-2015”; esta conmemora el esfuerzo y dedicación de hombres, mujeres y niños que levantaron nuevamente la colonia de entre los escombros que había dejado el terremoto de 1985.

Dónde: Plaza de San Fernando #17, colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc.
Horario: martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas
Costo: entrada libre.