¿Qué hay afuera del Metro Revolución?

El metro es un punto de referencia casi obligatorio para todos los que vivimos en la Ciudad de México, por ello te brindamos una pequeña guía para que no te pierdas de nada de lo que hay afuera de una de sus estaciones más concurridas: Revolución.

Esta estación fue inaugurada el 14 de septiembre de 1970 y pertenece a la caótica línea azul del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Aunque no tiene correspondencia con otras líneas, la estación Revolución es una de las más concurridas por el simple hecho de transportar a los chilangos al monumento que lleva el mismo nombre. Sin embargo, no es lo único que puedes encontrar afuera de esta estación.

Para todos los gustos

Una vez que pones un pie afuera del Metro ya sabes todo lo que te espera, pues lo primero que vez al salir sobre la calle Puente de Alvarado es un pequeño corredor de lonas blancas donde ofertan artículos de todo tipo, desde libros, zapatos, aretes, ropa y hasta tacos de tres por 10 pesos.

Revolución1

En las calles de Ponciano Arriaga y Puente de Alvarado también hay puestos y pequeños comercios donde puedes adquirir varias cosillas, sobre todo comida, pues los puestos de quesadillas, tortas, gorditas, tacos y fruta están por todos lados, impregnando el ambiente con un aroma tentador.

Tacos

En un recorrido por estas calles llama la atención un puesto de garnachas bastante grandes. Está ubicado sobre Ponciano Arriga y consiste nada más y nada menos que unas quesadillas gigantes, literalmente hablando, pues miden poco más de 30 centímetros.

quesadillasPuedes escoger de una gran variedad de rellenos, desde tinga hasta de bistec. Normalmente abren todos los días y tienen un costo desde 30 a 45 pesos, pero créenos, lo valen todo.

Quesadillas 2

Siguiendo por Puente de Alvarado, los puestos sobre la banqueta continúan y vuelven un poco difícil el paso. Entre las tiendas y los puestos destaca un local bastante curioso. Se trata de una paragüeria que, desde hace 80 años, se dedica a vender paraguas de España y Alemania. Aunque desde esa época a la actualidad la venta ha bajado considerablemente, continúa vendiendo y arreglando paraguas. Además, es el lugar ideal para afilar instrumentos de medicina como los bisturí (un negocio con una combinación bastante rara).

Paragueria

ESTO TE PUEDE INTERESAR: ¿QUÉ HAY EN EL METRO INDIOS VERDES?

Paraguas
Para turistear

Monumento a la Revolución

Obviamente el Monumento a la Revolución es una parada obligatoria en esta zona. Su construcción comenzó en 1906 y estaba destinado a ser la nueva sede de la cámara de diputados y senadores; no obstante, el proyecto se vio suspendido durante décadas debido a la Revolución Mexicana. Tras ello se quiso usar la estructura para construir un panteón, pero finalmente fue establecida como un lugar para recordar al movimiento revolucionario.

Actualmente cuenta con una amplía plaza con pequeñas fuentes que bañan a los chilangos cuando está muy fuerte “la calor”; así como un mirador donde podrás apreciar uno de los panoramas más hermosos que ofrece la Ciudad de México. Los costos para ingresar van desde los 50 hasta los 80 pesos.Monumento

Obviamente, el monumento está rodeado de cafeterías, restaurantes de pozole y hasta expendios de cerveza; sin embargo, hay uno que sobresale: La cafetería Don Porfirio. Fuera de lo evidente de su relación con el monumento, este negocio destaca de cualquier otro por ofrecer comida al puro estilo de Oaxaca y totalmente natural, pues ellos hacen todo el procedimiento del café y preparan los postres con la receta de la casa.

Don Porfirio

postres

 

Su mobiliario es acorde a la época, así que podrás disfrutar de tu café o comida sentado en un sillón porfiriano. Por si eso no fuera suficiente ofrece una linda vista al Monumento a la Revolución.

sillas

 

Museo Nacional de San Carlos

SanCarlos

Ubicado en Puente de Alvarado, este recinto alberga una extensa colección conformada por piezas importantes de arte de España. En su interior también se encuentra la biblioteca especializada en arte Erik Larsen, la cual contiene poco más de seis mil libros revistas y folletos. Además, también imparte diversos cursos, visitas guiadas y talleres. La entrada cuesta 45 pesos entre semana y el domingo es entrada libre, pero tendrás que pagar 5 pesos para tener permiso de tomarle foto a todo. Su horario es de 10 a 18 horas.

San Carlos

Cabe destacar que, además de las obras de arte,  la estructura de este museo es digna de ver, pues donde la observes ofrece un panorama único. A sus espaldas se ubica un pequeño jardín con una fuente circular, donde puedes descansar un ratito del extenso recorrido.

Jardín

Museo del Chopo

El Museo Universitario del Chopo fue inaugurado el 25 de noviembre de 1975 en la calle doctor Enrique González Martínez. Es sumamente fácil reconocer el edificio, pues contrasta enormemente con todo lo que existe a su alrededor. Se destaca de los otros por presentar obras de arte popular, algo más contemporáneo como la exposición Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo.

Chopo

Espera, aún hay más

Sobre la avenida Ribera de San Cosme se encuentra la Plaza de San Cosme que, pese a tener varios locales cerrados, aún tiene muchas cosas que puedes apreciar.

PlazaSC

En su mayoría venden tenis y ropa, no obstante también puedes ir a que te lean tu futuro, pues hay una adivina en la planta baja. Ahora que si lo que buscas es relajarte, tienes la oportunidad de recibir un masaje por menos de 200 pesos, precio que puede bajar a 50 si invitas a tus cuates.

plaza

(Fotos: Karla Almaraz)

Compartir
Artículo anteriorEl encanto del mercado de San Ángel
Artículo siguienteLa CDMX es difícil para escribir
Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.