06066 | ¿Qué son los huachicoleros?

¿qué son los huachicoleros? ¿Es un gentilicio que se usa para los habitantes de algún municipio? ¿Por qué tienen su cumbia? ¿Se trata de una secta?

Huachicoleros es uno de los términos más repetidos en los últimos días y estoy casi seguro de que lo han escuchado por ahí

Google la ubica como una de las palabras más buscadas de los últimos días y podríamos decir que, tras el enfrentamiento ocurrido en el estado de Puebla donde murieron 10 personas, huachicolero será uno de los términos de los que más se hablará en los próximos meses.

Pero ¿qué son los huachicoleros? ¿Es un gentilicio que se usa para los habitantes de algún municipio? ¿Por qué tienen su cumbia? ¿Se trata de una secta?

Vayamos por partes

Originalmente, la palabra huachicol se utilizaba para describir al producto derivado de adulterar bebidas como brandy, whisky o ron, con alcohol de caña. Sin embargo, con el paso de los años, el término comenzó a ser usado también para referirse al combustible robado y, por consiguiente, quien lo roba fue nombrado como huachicolero.

De acuerdo con el portal Lado B, entre los años 2010 y 2016, el robo de combustible en Puebla se incrementó en más de un 1,500%, convirtiéndose así en una actividad que, de acuerdo con el especialista en seguridad Alejandro Hope, deja ganancias cercanas a los siete millones de pesos DIARIOS.

La zona en la que los huachicoleros operan es conocida como el Triángulo Rojo de Puebla, compuesto por los municipios de Tepeaca, Tecamachalco, Quecholac y Palmar de Bravo.

Pero la presencia de los huachicoleros no solo se limita a esta entidad de la República, pues en los últimos años también se les ha detectado en estados como Tamaulipas, Guanajuato, Sinaloa y Jalisco, los cuales lideran las denuncias por robo de combustible.

Y mientras algunos habitantes del Triángulo Rojo han pedido no ser estigmatizados, la realidad es que huachicol se ha convertido en parte de la cultura popular de la región, misma que amenaza con permear el resto del país.  Ahí se baila la “Cumbia del Huachicol”, y se reza al Santo huachicolero, que no es otra cosa más que la figura de un niño Jesus que en sus manos sostiene mangueras y garrafones de gasolina.

Todo esto pudiera parecer un argumento perfecto para la nueva película de Robert Rodriguez, pero, por desgracia, se trata de una realidad más de las tantas que se viven en nuestro país.

Foto: Cuartoscuro