Santoku, el sabor de Asia en un taco

Con un concepto de comida urbana gourmet, Santoku es uno de los food trucks que debes conocer en la ciudad

Hace poco más de un año y medio, Alexis Enríquez inició con Santoku, un foodtruck que fusiona en su plato estrella —el takeshi— la gastronomía asiática (en especial la comida china, japonesa, tailandesa y vietnamita) con el tradicional taco mexicano. Desde su juventud y como un hobbie, Alexis preparaba los platillos que le gustaban, hasta que en 2013 decidió dedicarse por completo a la gastronomía, por lo que tomó un curso de cocina con el que pudo sentar las bases para darle vida a lo que hoy es Santoku.

El nombre del food truck proviene de un cuchillo de cocina que se llama santoku bōchō –en español signica: tres virtudes– y es conocido en Occidente por su funcionalidad. “Nosotros adaptamos el concepto de las tres virtudes a nuestro trabajo. El amor es nuestra primera virtud, puesto que amamos lo que hacemos —cocinar—, amamos y estamos agradecidos con nuestros clientes, proveedores, seguidores y la gente que nos rodea. También nos preocupa mucho trabajar en un ambiente de amor y respeto en nuestro equipo. La segunda virtud que trabajamos es la perfección. Obviamente, creemos que la perfección no existe, pero en su constante búsqueda se puede encontrar la excelencia. Nosotros procuramos trabajar con excelencia en nuestra operación diaria, el cuidado de la higiene, el manejo de alimentos y el servicio. La tercera y última virtud es la disciplina. Procuramos trabajar con disciplina en nuestras operaciones y rutinas para encontrar la perfección”, cuenta Alexis.

El camión es negro y en su fachada se
puede observar, diseñado con trazos blancos, al dragón de Santoku, “una imagen que representa la fuerza. El fuego del dragón es también el fuego de la pasión y la cocina”.

Bajo una presentación muy limpia y cuidada, en su menú
destacan los tres takeshis de cerdo cantonés: el santoku, que se sirve con ensalada tai; el pekín, que se sirve con chicharrón de cerdo y la receta secreta del condimento Pekín, el cual trae pepino y cebolla; y el chilango-san (una adaptación del taco de pastor con ensalada de piña, cilantro y cebolla).

Pregunta por los combos que cuestan $120 y las opciones para vegetarianos y veganos. Si Santoku no está operando en eventos, lo encuentras en la Academia Triana (Bosque de Duraznos 60, Bosques de las Lomas) de lunes a jueves de 12 a 16 h, y los viernes de 12 a 19 h.

Foto: Ariel Raguth