Tony Delfino te viene a enseñar de streetwear defeño

Pasión, calidad y creatividad son las reglas principales para este colectivo que está revolucionando el streetwear mexicano

No, no es el hermano de nadie, un primo o el ex novio de tu amiga. Tony Delfino no es una persona, es la marca creada por los diseñadores e ilustradores Smithe, Dhear y Mike, que salió a la luz en 2008 como mutación del poco exitoso proyecto Goma Grosa.

El trío, en conjunto con un grupo de artistas gráficos y plásticos, formó un colectivo que temporada a temporada logra renovar el estilo y la originalidad de su piezas andróginas —que van entre lo casual y lo formal—, ganándose un lugar en el armario de cualquier amante del streetwear chilango.

tony

“Siempre que se habla de ropa escuchas a marcas extranjeras, y esa fue una de las cosas que motivó a crear el proyecto: el hecho de que exista una marca 100% hecha en México que pueda llegar a competir en estilo, sin tener que hacer una reinvención de lo mismo. De ahí nació esto”, dice César, uno de los integrantes del grupo.

Chamarras, crewnecks, playeras, zapatos, pantalones, pins y parches —por nombrar algunos de los exclusivos productos en los que Tony Delfino imprime su marca— se exhiben en su showroom, un espacio a manos de creativos que de manera natural también funciona como galería y estudio; los prints de sus fundadores y de amigos diseñadores cuelgan de las paredes y repisas con orgullo. Si lo que buscas es algo de nuevo arte para decorar tu casa, seguro aquí lo encuentras.

tony 2

La creación de la ropa se define al menos en cuatro temporadas al año completamente nuevas, cada una producida, confeccionada, detallada y revisada por ellos mismos. “Si el trabajo nos lo permite o se nos ocurre algo y tenemos oportunidad, entre cada una sacamos props o colaboraciones con talentos extranjeros. Entre todos elegimos a los artistas o nosotros mismos creamos el arte que va a llevar cada pieza”, platica el colectivo.

La originalidad de las prendas e imprimirle cierto toque de exclusividad a los productos, con ediciones limitadas y seriadas, han hecho de Tony Delfino una marca que todos buscan a sabiendas de adquirir algo completamente ‘mexa’ pero siempre trabajado con altos estándares de calidad. La clave para ellos es decirle no a la producción en masa, darle algo único a la gente.

En Tony Delfino vislumbran en el futuro cercano el comercializar su nombre a nivel internacional. España y Estados Unidos, como sus compradores online más asiduos en el extranjero, se ven como el primer paso para cruzar fronteras de manera fija, aunque se sinceran al decir que les gusta cuando alguien de otro país se lleva uno de sus productos como un buen recuerdo de tierra azteca, sin dejar de estar orgullosos de sus consumidores locales.

En cuanto a otros proyectos y luego de un exitoso primer intento, ellos ya hablan de abrir una galería y comenzar a dar talleres de pintura para expandir la parte más artística de la marca. Hablando de ropa, las calcetas y los calzones también están en la mira.

delfino 5