Un beso en tu futuro: lectura para jóvenes y no tan jóvenes

Entrevistamos a Raquel Castro sobre su nuevo libro Un beso en tu futuro, en el que se reflejan todos esos sentimientos contradictorios que vienen incluidos en esa “terrible” etapa llamada adolescencia.

Tal vez la adolescencia es una de las etapas más importantes de nuestra vida. Descubrimos nuevas cosas, nos empiezan a atraer ciertas personas, nuestro cuerpo cambia, sentimos que todos nos odian y podemos pasar de un estado de ánimo a otro más de 80 veces al día. ¡Puras cosas bonitas!

Y eso es justo lo que refleja este libro. Nancy, la protagonista de esta historia, es una joven de 13 años que ha entrado a esa bella (y confusa) etapa en la que los chicos ya no le son tan indiferentes, en especial su mejor amigo Jonathan, de quien se ha enamorado perdidamente. Estos sentimientos se acentúan cuando una adivina de Coyoacán le asegura que hay un beso en su futuro, ¡su primer beso!

Aunque se siente sumamente rara con todas estas nuevas experiencias, Nancy suele fantasear con ese beso y se enfrenta como puede a un panorama que ve sumamente negro, pues pensaba que crecer era algo más fácil. Sin embargo, puede que no todo sea tan grave como lo piensa, de hecho estas experiencias le dejarán una gran lección sobre amistad y tolerancia, así como la importancia de ponerse en los zapatos del otro.

Un beso en tu futuro es el nuevo trabajo literario de la periodista Raquel Castro, quien nos confesó que escribió este libro por puro gusto y gracias a dos cosas: una parte de El Diario de Ana Frank (donde ella y su hermana se enamoran del mismo chico) y por un curioso descubrimiento.

“Encontré en casa de mi papá una foto de cuando yo tenía como 17 años, la vi y pensé: ¿qué tenía yo en la cabeza? Yo decía que estaba gorda y no lo estaba, usaba capas de maquillaje, no podía salir a la calle si no traía maquillaje sin importar que tenía la piel de 17 años”, afirma entre risas.

Y agregó: “Comparé lo que yo sentía en ese entonces con lo que estaba viendo en la foto y fue un contraste muy grande. Me puse a hacer encuestas entre mis amistades y descubrí que nos pasa casi a todos, que lo que pensábamos de nosotros mismos en la adolescencia (y lo que piensan ahorita los adolescentes de sí mismos) suele ser mucho menos generoso y muy poco objetivo de lo que debería”.

La historia principal gira en torno a Nancy y todo lo que va experimentando con su recién entrada la adolescencia, sin embargo, toca otros temas como la amistad y la importancia de aceptar a los demás aunque sus gustos no sean los mismos que los nuestros.

“Me gustaría dejarles la semillita de la inquietud de que a lo mejor todo lo que están viviendo, que parece ser terrible, no lo es tanto y que la manera en que están percibiendo a la gente a su alrededor no es tan exacta. Para mí, lo ideal sería que un lector cerrara el libro y dijera: ‘no se me había ocurrido que otras personas tuvieran gustos diferentes a los míos o que pudieran relacionarse de un modo distinto al que yo me relaciono'”, explicó Raquel.

Un beso en tu futuro transcurre en la Ciudad de México y se mencionan sitios conocidos como Coyoacán y la Marquesa. “Conscientemente (la ciudad) no tiene ninguna relevancia, pero tal vez inconscientemente sí, porque soy una chilanga orgullosa de ser chilanga, amo mi ciudad, estoy en perpetuo romance con ella. A veces es algo complicado pero no me imagino viviendo en ningún otro sitio”.

El libro está catalogado como novela juvenil, pero todos pueden disfrutarlo, sin importar la edad que tengan. “Ha cambiado mucho el mundo de cuando yo era adolescente a como es ahora, pero lo fundamental no ha cambiado: los sentimientos, las inquietudes, lo que les interesa a los adolescentes ahorita y lo que les interesaba en mis tiempos no varía, pero el mundo sí ha cambiado mucho”, asevera Raquel.

Por ello espera que se despegue un poquito la etiqueta del libro y pueda ser disfrutado tanto por chicos de 11 a 12 años que, según nos explicó, son los que buscan referencias sobre cómo va a ser la adolescencia, hasta por adultos que ya pasaron por ella.

“Quiero invitar a la gente que se olviden un poco de las etiquetas a la hora de leer. Ponerle “Literatura juvenil” es muy útil par alas librerías, para las bibliotecas pero como lectores yo creo que debemos darnos chance de dejarnos sorprender por los libros y no dar por hecho que si es juvenil va a ser muy facilito. Nos tenemos que dar chance de ir más allá de las etiquetas e ir más allá de la lectura”.

Un beso en tu futuro
Raquel Castro
Alfaguara
183 páginas
Mayo 2017

(Fotos: Guillermo Gutierrez) 

Compartir
Artículo anterior¡Salud! La Ciudad de México tendrá un festival de vino
Artículo siguienteTecnología para la lluvia
Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.