Uno de los clásicos de la Condesa

Amo las hamburguesas. Quisiera que no hubiera ni una mala, porque aun cuando no es tan buena, la disfruto. Pero cuando es buena… me muero de la emoción. Esto me pasa mucho con las hamburguesas del Barracuda Diner. Muchos de ustedes me han preguntado por los platillos de este lugar, que es de los más populares de la Condesa y, quiero pensar, de la ciudad. Se ha vuelto uno de los sitios más populares para comer, como lo implica su nombre, sandwiches, burgers y hot dogs. Es increíble que quizás es uno de los lugares con la mayor variedad de hamburguesas: 16 tipos diferentes… bueno contando la vegetariana y las de pollo.

Suena increíble en el papel. Se ve espectacular. Digna de foto. Pero siempre me pasa lo mismo. Pido la misma, la clásica con tocino, carne, queso cheddar, lechuga y cebolla. Y siempre me pasa lo mismo. No sabe. Buena consistencia de la carne, pero como que nada sabe. El bollo como que no, con todo y que es propio; la carne como que no; vamos, hasta la cátsup. Pero siempre me la acabo y hasta la disfruto, porque la experiencia es agradable.

El todo hace que las partes, aunque no sean de dudosa calidad, pero sí de dudosa sazón y sabor, sepan buenas. Siempre me quedo con la sensación de que algo no estuvo bien. Ya que me preguntan que qué pienso de las burgers del Barracuda caigo en cuenta de que no son tan buenas como debieran. Es una lástima porque podrían (y quizás hasta deberían) ser las mejores, las de más tradición en la Condesa. Puede ser que no esté de acuerdo conmigo. Para eso, sus comentarios o sugerencias siempre son bienvenidos en @burgermanmex, en Instagram, en el blog y en el Facebook.

Compartir
Artículo anteriorRock y pop, ¿por quién te vas?
Artículo siguienteGotan: De puesto callejero a uno de los mejores restaurantes
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.