Unos tacos muy mexicanos

Rockin’ Taco ofrece tacos inspirados en recetas tradicionales con ingredientes como chapulines, huitlacoche y acociles. Lo encuentras en conciertos de rock y por la colonia Narvarte

Los tacos son uno de los platillos más tradicionales en todo México y los hermanos Guzmán lo saben, por lo que se asociaron y abrieron el foodtruck Rockin’ Taco, que busca rescatar alimentos mexicanos que no se consumen comúnmente.

Todo empezó hace cinco años: Carlos vivía en Chicago y cuenta que, cuando comió en un truck de mexicanos, le entró la espinita de tener su propio camión. Al regresar a México lo platicó con su hermano Salvador y decidieron abrir este negocio, en el que fusionan sus dos grandes pasiones: la comida y la música. De hecho, según Carlos, el logo es una muestra de esta combinación, pues es una calavera que tiene diseños rockeros y gastronómicos, “es una representación de las calaveritas de azúcar, que son muy mexicanas, y es un símbolo clásico del rock”.

Este foodtruck es de los pioneros –según Carlos–, pues fue el tercero en toda la República. Los tacos que ofrece son únicos porque retoman recetas prehispánicas que sólo encuentras en ciertas temporadas. Puedes pedirlo con tortilla de maíz o en una canasta de trigo. Uno de los más vendidos es el Chapulindie, que lleva chapulines tostados al epazote a la plancha, servidos con tasajo —que es como una cecina oaxaqueña—, guacamole, nopales y un poco de hoja santa.

Te aseguramos que no te quedarás con un hueco en el estómago, ya que Carlos y Salvador sirven los tacos de manera abundante y con mucha carne, además de que utilizan ingredientes como el mezcal.

Otra de sus opciones estrella es el taco Poc Chuc, que está inspirado en un platillo originario de Mérida: la carne es marinada en cítricos y se baña en una salsa de mezcal con miel. Prueba también el taco Enhojado, que es como una especie de tamal —de ahí el nombre—, y el taco sudado que está envuelto en hojas de plátano.

Además de tacos, puedes pedir un Burroking, que es un burrito de arrachera servido con quelites. Pregunta por las promociones que hay, pues varían todos los días: están los combos que incluyen tres tiempos, por ejemplo, puede tener sopa de frijol con bolitas de masa o un volcán de nopales, el taco que prefieras y el postre del día. Para acompañar hay aguas frescas, como la de menta con chía. Los precios de los combos cambian, pero en promedio te gastas entre $80 y $100.

Compartir
Artículo anteriorEl atraco masivo
Artículo siguienteLa otra cara del Ángel
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.