Vecinos que preservan su historia

El municipio Valle de Chalco Solidaridad, en el Estado de México, se llama así porque fue una “creación” del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Él decidió bautizar así al territorio con el apellido “Solidaridad”, el lema de su sexenio, y urbanizarlo. Con la nueva traza urbana y la construcción de viviendas en la zona, que hasta entonces había crecido de forma orgánica, empezaron a surgir piezas prehispánicas enterradas. El área resultó estar repleta de vasijas, figuras antropomórficas, máscaras, puntas de lanza, ornamentos, utensilios y otros objetos.

Para preservarlos sin que el INAH los embodegara quién sabe dónde, se creó una junta vecinal, donde se decidió hacer un inventario de los tesoros para protegerlos. Así, en 1996 se fundó un museo comunitario que hasta la fecha opera. Su acervo es de más de 5,000 piezas, aunque en exhibición hay aproximadamente 1,200.

Genaro Amaro, cronista de Xico, es quien está a cargo del museo. Él explica que para entender la importancia de este sitio en la época prehispánica, hay que recordar la geografía de la actual área metropolitana antes de la “brillante” idea de desecar los lagos. Xico era una isla en medio del lago de Chalco (que todavía existe, nada más que antes era más grande), por la que pasaron teotihuacanos, tlatilcas, toltecas y mexicas.

Además de las piezas prehispánicas, hay vitrinas dedicadas a fósiles de animales y plantas que han aparecido en el área. Es un museo “casero”, hecho en colaboración con los habitantes de la zona, que también están invitados a exhibir sus creaciones artísticas. Por eso es tan especial.

El museo se encuentra en el granero de ex Hacienda de Xico, construida a finales del siglo XIX y una joya en sí misma. Se levantó sobre lo que fue una casa de descanso de Hernán Cortés, y durante la Revolución Mexicana fue tomada por los zapatistas. Sin embargo, a pesar de su importancia histórica y arquitectónica, estuvo abandonada a lo largo del siglo XX. Ha estado en lenta remodelación en los últimos tres años, y esos trabajos han develado aún más objetos prehispánicos y entierros humanos.

El Museo Comunitario del Valle de Xico está en Avenida Adolfo López Mateos entre Conde de Valladolid y Avenida Tezozomoc. Si te pierdes, los vecinos te pueden orientar. Busca el letrero gigante sobre una valla que dice “ENTRADA MUSEO” y déjate guiar por Genaro, un apasionado de la historia

e identidad de su barrio.

Compartir
Artículo anteriorLa Roma ataca de nuevo: Mind the Bun.
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.