Viernes 13: día de limpias y ‘amarres’ para los chilangos

Aunque algunos pasan este día entre bromas, otras personas aprovechan las “energías” del viernes 13 para someterse a algunos rituales.

Desde hace cientos (sino es que miles) de años, los viernes 13 han significado un día de mala suerte en el que cualquier cosa mala podría pasar, desde que pises popo de perro hasta que tu jefe te diga que te quedas horas extras.

Sin embargo, existen muchas maneras de vivir este día. Algunos bromean acerca de las supersticiones, otros cuidan al máximo no pasar por debajo de alguna escalera o no romper un espejo o un plato, mientras que algunos más aprovechan el viernes 13 para realizar diversos rituales.Limpias-1_opt

ESTO TE PUEDE INTERESAR: LA SANTA MUERTE, UN LUGAR DE ORACIÓN Y FE DENTRO DE TEPITO

Guadalupe Sánchez, quien se dedica a la santería, nos explicó que, contrario a la creencia popular, para ellos “el viernes 13 es un día de buena suerte porque fluyen muchas energías”, lo que ayuda en gran manera a los trabajos que realizan.

Por ello, algunos chilangos aprovechan este día para ir a quitarse las malas energías o para retener a su pareja. Según explicó Guadalupe, son los viernes 13 y los días de luna creciente cuando más personas acuden a solicitar sus servicios. “Lo que más piden son limpias y amarres; en su mayoría son mujeres las que vienen”, afirmó Guadalupe.

 

Así es, muchos de los chilangos le dan la vuelta a este día y optan por ver lo positivo que trae. Así acuden a quitarse todo lo malo que cargan, desde rachas de mala suerte hasta trabajos que otras personas malintencionadas les mandaron hacer.

Religin_Santero_Limpia_Barrio_Chino3_opt

¿De dónde salió la mala suerte del viernes?

Muchas cosas se dicen acerca del origen del viernes 13. Algunos afirman que proviene de la religión, pues Judas pudo haber sido el discípulo 13 de Jesús, quien fue crucificado un viernes. Sin embargo, existen otras versiones que remontan hasta el año de 1307, cuando el Rey de Francia, Felipe IV, arrestó en un viernes 13 a un importante número de Caballeros Templarios, quienes fueron torturados y ejecutados.

Fuera de los hechos históricos, el cine fue un factor determinante para que la mala fama de este día se regara como pólvora, como el caso de las películas de Viernes 13, donde nuestro muy querido amigo Jason nos provocó más de un trauma.

Pese a su confuso origen, es innegable que este día es especial y significativo para todos, sin importar si creamos o no. ¿Tú cómo lo vives?

(Fotos: Cuartoscuro/Archivo)