Una mamá no tradicional

Reggio Emilia

Majo es una mamá, una emprendedora y vloger que ha hecho de la filosofía Reggio Emilia su manera de vivir y educar a sus hijos. 

Majo Obregón estudió Pedagogía en la UP y, después de un tiempo, logró entrar a la maestría en educación a Harvard donde conoció la filosofía italiana Reggio Emilia, la cual usa para los contenidos de sus videos y para educar a sus hijos.

¿De qué va la filosofía Reggio Emilia?
Lo central es el respeto por el niño, ponerlo en el centro. Pensar que tiene 100 maneras de expresarse y cuidar de que los adultos no le quitemos 99 y lo dejemos con sólo uno. El adulto debe ser guía y aprender con el niño, no debe ir a imponer. Es importante decirles a los niños que las cosas que ellos hacen son importantes. No se trata de imponer conocimiento a la manera tradicional: todos dibujando una manzana roja; quizá haya quienes quieran trabajar el color rojo pintando una sandía, otro un jitomate y otros un camión. Cada quien es distinto y hay que respetar sus ideas.

Hay que escuchar a los niños y dejar que sean libres para hacer y expresarse para que puedan trabajar su parte emocional.

¿Por qué te aventaste a la aventura de ser youtuber?
Ya lo había pensado desde que nació mi tercer hijo y empecé a grabar algunos videos y no me animé por falta de tiempo (por ser mamá y manejar dos escuelas). Y una amiga me dio el empujón de ánimos que necesitaba. Empecé con una lista de temas y luego conseguí a alguien que me ayudara a grabar.

En tus videos parece que les hablas a tus hijos más que a otras mamás…
¡Es que es para ellos! Cuando empecé a grabar los videos intenté hablarle a otras mamás pero no me salía, me equivocaba. Y de pronto me di cuenta que no lo estaba haciendo para otras mamás, esto lo estoy haciendo para mis hijos, para nadie más. Quiero que ellos sepan cómo los eduqué. Porque todas estas cosas se olvidan. Tú, como mamá, hay cosas que vas viviendo con el primer hijo y cuando estás en tu segundo embarazo ya ni te acuerdas y lo vuelves a descubrir, cómo cambiar un pañal o cómo preparar una leche de fórmula. Y en el momento que dije: “es para mis hijos”, lo grabé a la primera sin equivocarme ni una sola vez, me salió del corazón.

¿Cuál es el enfoque de los videos?
Pensando en que en los vlogs la gente habla y dice y te platica. Pero esto se trata de educación no tradicional, yo voy a ser la guía pero los personajes principales son los niños, que es lo que hago en mis escuelas y en mi casa. Todo está enfocado y hecho por los niños. Se le da importancia a su voz, a sus ideas, a sus creencias y a su imaginación. Y justo estoy tratando de hacer algo no tradicional.

De hecho, el logo de los videos es un dibujo hecho por mi hija, los dibujos de la familia de la cortinilla los hizo mi otro hijo y las descripciones que los acompaña fueron dichas por él, yo no inventé nada. Es una manera de darle voz a los niños. Y es una manera de enseñar con el ejemplo a otras mamás cómo es posible lograr una educación no tradicional en casa.

¿Cuál crees que sea el mayor reto de ser una mamá moderna?
La verdad, creo que tenemos muchas exigencias, porque tenemos que ser buena mamá, buena ama de casa y buena profesionista; entonces sí hubo un momento en que me estaba volviendo loca, sobre todo entre mi segundo y el embarazo del tercero. Porque había que dar el cien en todo. Nos hemos puesto muchas exigencias de ser la mejor en todo y la realidad es que es muy difícil y es muy cansado emocionalmente. La otra, es que, como soy educadora, todo mundo ve cómo educo a mis hijos; pero con ellos es otra cosa, es distinto.

¿En qué aspecto?
Pues en que estás emocionalmente conectada con los niños y hay cosas que no ves. Y te gana la ceguera de mamá y no ves con claridad. Todo mi trabajo me ha ayudado mucho a pensar en qué tipo de mamá quiero ser (¡porque no sabes hasta que tienes un hijo!).

De otras mamás, ¿qué has aprendido para tú implementar en tu casa o de tener cuidado de no hacer?
Veo muchas familias que son muy relajadas y que ponen como prioridad el desarrollo emocional de los niños, ese es el tipo de familia que me gustaría ser o que trato de ser todo el tiempo. Quiero darle la importancia que deben a las cosas y no ser aprensiva.

¿Cuál es el rol del papá en tu casa para educar a los hijos?
El papá ha aprendido mucho conmigo, te podría decir que prácticamente estudió la maestría conmigo. Él es un papá que está súper involucrado con los niños y me ayuda a cambiar pañales y atiende a los niños en la noche. Y cuando se me ocurren nuevas ideas para la casa (como un cariñograma), él dice: “sí, claro, hazla”.

¿Cómo diseñaste el atelier en tu casa?
Primero, lo llamo atelier para no decirle salón de clases para que mis hijos no sientan que siguen en la escuela. Y es difícil a veces porque tengo que recordar que soy su mamá, no soy su maestra. Y, aún así, lo puse tal cual pongo los salones en las escuelas, con la finalidad de seguir desarrollando lo que se trabaja en un salón Reggio Emilia.

¿Cuál es tu opinión de la tecnología y los niños usándola?
Tengo un video sobre economía de fichas en donde explico que nada más pueden ver la tele una vez a la semana, esa es mi filosofía. No estoy en contra de la tecnología, pero sí creo que debe ser un poco más medida. Temo que la tecnología se usa para aplacar a los niños (y es mucho por nuestra educación tradicional) y no tener que escucharlos. Por mi parte, yo quiero estar con mis hijos en el aquí y en el ahora; y las redes sociales quitan mucho tiempo. Yo trato de medirme y ser muy consciente de no estar en el teléfono, justo hoy hice un compromiso conmigo de que el teléfono estará prendido en las mañanas y voy a trabajar, y en las tardes lo voy a apagar hasta el día siguiente.

Puedes conocer a Majo y más del trabajo que hace sobre Reggio Emilia aquí.