66 Muestra Internacional de la Cineteca, que comience la fiesta de los cinéfilos

Llegó la fiesta del cine vanguardista

66 Muestra Internacional de la Cineteca

Desde hoy y hasta el 29 de abril, La Cineteca Nacional festeja su 66 Muestra Internacional de Cine, en cuyo programa destaca la proyección de Un día más con vida y el documental de Peter Jackson

Suena una bomba. Tras la ansiedad, observas los cuerpos de los soldados llenos de sangre. Estás en las trincheras, no hay baños ni un momento de privacidad. Es la Primera Guerra Mundial y tú puedes vivirla gracias a No llegarán a viejos, una de las principales películas que compone el programa de la 66 Muestra Internacional de la Cineteca. Se trata de un documental dirigido por el neozelandés Peter Jackson —sí, el mismo de King Kong y El señor de los anillos—, hecho con material de archivo que fue restaurado y coloreado, y que se proyecta en 3D, por lo que es como vivirlo en primera persona.

Como este documental, las películas que forman parte de la Muestra “no son lo mejor —pues es un ángulo muy ambiguo—, pero sí son muy representativas de lo que se está haciendo a nivel mundial. Todas son interesantes y tienen una trascendencia, ya sea por sus premios o su temática”, cuenta Nelson Carro, director de Difusión y Programación de la Cineteca Nacional.

Con 48 años de historia, la Muestra Internacional es el evento más antiguo del recinto. La primera edición se realizó en 1971 y empezó con solamente una edición al año; sin embargo, el equipo se dio cuenta de que era bastante complicado para el público ver todas las películas —una diaria—, pues eran alrededor de 23. Por ello, tomaron la decisión de que se realizarían dos Muestras al año: la de primavera y la de otoño. Eso sí, “siempre ha sido un acontecimiento cinematográfico”, dice orgulloso Nelson.

De acuerdo con el director de Difusión, otra de las ventajas de tener dos Muestras al año es que es más fácil rotarlas en la ciudad y sus alrededores, así como en las sedes de otros estados, pues son películas que difícilmente pueden llegar al resto del país.

Al inicio, “era una especie de oasis, porque la exhibición era bastante más complicada que ahora —cuenta—: las salas tenían más problemas”, además era difícil volver a ver esas cintas en cartelera. Ahora, la Muestra se ha ampliado: cada película está seis días en la Cineteca, para luego presentarse en otras salas de la zona Metropolitana, además de llegar a varios estados del país y varias de ellas se estrenan en la cartelera de la Cineteca y algunas salas comerciales.

Para Nelson, en un inicio era un evento bastante elitista: “Iban muchas personas, pero siempre eran las mismas”. En los últimos años, ha recibido en promedio a 80 mil espectadores en todo el país, la mitad de ellos están en la Ciudad de México. La Muestra que ha reunido a más gente fue la de primavera en 2014, cuando llegó a 120,000 asistentes en sus distintas sedes —en aquel año se exhibieron cintas como Ninfomanía, El gran hotel Budapest y Tom en el granero.  

Lo que no debes perderte este año

La 66 Muestra Internacional de la Cineteca se realiza desde hoy hasta el 29 de abril. Esta ocasión está conformada por 14 películas, dos de las cuales son mexicanas. La Muestra pasada, por ejemplo, no hubo ningún título nacional, pues las candidatas ya se habían estrenado, cuenta Carro.

Él y su equipo seleccionan las cintas que conforman la Muestra. “Vemos prácticamente una diaria”, dice. Para que una pueda formar parte del programa, necesita haber rotado por festivales, recibido críticas emocionantes y que los directores también sean interesantes, “aunque no necesariamente son famosos”, explica. Por un lado, depende de lo que el equipo vio, pero también de las propuestas que les llegan. Incluso, algunas cintas las trae directamente Cineteca, pues no tienen distribuidora en el país.

Es el caso de Un día más con vida, dirigida por Raúl de la Fuente y Damian Nenow, y basada en el libro homónimo de Ryszard Kapuściński; de La casa junto al mar y de La boda, cuya exhibición fue negociada directamente por la Cineteca Nacional.

Las otras películas que son exhibidas en la 66 Muestra son La camarista, de Lila Avilés —y para quien formar parte de este evento es como graduarse—, y Ocho de cada diez, de Sergio Umansky Brener, ambas cintas nacionales. Las otras son María por Callas, En guerra, Plaza París, Leto, Atardecer, Angelo, Asako I & II: Soñar o despertar, Jamás llegarán a viejos y Ven y mira.

Varias de ellas hablan sobre guerras, racismo o personajes invisibilizados, por lo que Nelson dice que es una Muestra un tanto desesperanzadora. “En ese sentido creo que la única película verdaderamente optimista, y por eso me interesaba tenerla, es La casa junto al mar que, a pesar de todas las cosas horribles que pasan, habla de comunidad”.

Ya es tradición que cada Muestra hay un clásico del cine. En esta ocasión se trata de Ven y mira, de Elem Klímov, que se estrenó en 1985. Es un clásico soviético que habla sobre la ocupación nazi en Bielorrusia. Ahora, llega a pantalla restaurada y es, sin duda, uno de los imperdibles de esta edición.

Los boletos para ver la 66 Muestra cuestan $50 y $30 a estudiantes, menores de 25 años, maestros y personas con credencial de Inapam. Para verlas todas, hay un abono que está en $630 y que se puede comprar hasta hoy.

Además de la Cineteca, las otras sedes en la CDMX son Cinépolis Diana, Plaza Carso y Samara; el Cinematógrafo del Chopo; la sala Julio Bracho del CCU; la FES Acatlán y la de Aragón; el CCU Tlatelolco; el IPN Zacatenco; Cine Tonalá; La Casa del Cine, entre varias más. Consulta la programación completa en cinetecanacional.net/micrositios/muestra66.