Asamblea, ¿para qué?

El domingo se elige a quienes harán la primera Constitución local. Te decimos qué temas serán importantes y cómo pueden afectar tu vida.

La Ciudad de México tendrá este domingo comicios para elegir a 60 de las 100 personas que discutirán, votarán y aprobarán la primera Constitución de la capital.

En estas elecciones compiten 540 candidatos de los partidos y 21 independientes, podrán votar 7.4 millones de electores y de sus resultados dependerá cómo empezará a conformarse la norma de mayor jerarquía que tendremos los capitalinos.

De cara a esta jornada, consultamos a especialistas que explican por qué este proceso es relevante, qué temas serán clave en la Asamblea Constituyente y de qué forma estos pueden impactar en tu vida.

¿Derechos en riesgo?

Una primera duda que expresan algunos ciudadanos es si se verán afectados derechos adquiridos en los últimos años, como el de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio o el de las mujeres a interrumpir legalmente un embarazo.

Al respecto, los expertos coinciden en que estos temas no tienen por qué quedar fuera de la Constitución y en que, aun si no están plasmados expresamente en ella, no corren peligro porque ya están contenidos en leyes secundarias.

Incluso, en caso de que se tratara de incluir puntos contrarios a estos derechos, frenarlos obligaría a reformar otras normas reglamentarias y esos intentos podrían ser impugnados legalmente.

“Se deben respetar los logros ya alcanzados en la ciudad a través de diversos años, pero también los que ya están consagrados en la Constitución Política federal y también los que han sido reclamos constantes de los capitalinos”, dice Fernando Díaz, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) campus Xochimilco.

“Son cosas que ya están implementadas y que no necesariamente pasan por que tengan que estar en una Constitución […] Son políticas públicas, esas les corresponde [implementarlas] a los gobiernos, no tienen por qué estar en un orden constitucional”, agrega Salvador Mora, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Distribución de poder

Otro de los temas clave que se discutirán en la elaboración de la primera Constitución local es qué grado de autonomía tendrá la capital.

Este fue uno de los principales cambios que trajo la reforma política de la Ciudad de México e implica, por ejemplo, que ésta pueda fijar sus propios techos de endeudamiento y elegir a sus secretarios de Seguridad Pública y procuradores de Justicia sin la injerencia del Presidente de la República.

Mora explica que la nueva Constitución debe ser una guía que deje clara la distribución de poder y puntos, como cuántos diputados locales tendrá el nuevo Congreso, quiénes podrán presentar iniciativas de ley, qué márgenes de acción tendrán las autoridades, si habrá o no revocación de mandato para los gobernantes y qué mecanismos de participación ciudadana habrá.

Además, deberá definirse si la capital conserva o no su actual división territorial y qué facultades tendrán las alcaldías, que sustituirán a las actuales delegaciones. A diferencia de lo que ocurre ahora, estos nuevos órganos no serán dirigidos sólo por una persona —el jefe delegacional—, sino por un alcalde y entre 10 y 15 concejales.

Según los expertos, esto sí tendrá un impacto directo en la vida de la gente porque se trata de las autoridades que tienen un contacto más directo con los ciudadanos. Por ejemplo, si se dividen las delegaciones, es previsible que esto conllevaría un aumento de funcionarios públicos, mayor gasto y un cambio en la distribución de servicios como limpia y poda.

Una asamblea criticada

De los 100 integrantes de la Asamblea, 40 serán designados por diversas autoridades: seis por el Presidente, seis por el jefe de Gobierno, 14 por el Senado y 14 por la Cámara de Diputados.

Para especialistas y numerosas ONG, esta medida provocará que el órgano sea poco representativo de la voluntad ciudadana, porque únicamente 60% de los asambleístas será elegido por la gente.

ESTO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ELECCIÓN SIN BRILLO

“Al final, el PRI [en el que milita el Presidente], en suma con el Partido Verde y con el Panal, que son sus aliados históricos, va a tener más de 30 legisladores en la Asamblea Constituyente. Esto es negativo porque el PRI, en los comicios más recientes de 2015, fue cuarta fuerza en la capital”, dice el analista político Gerson Hernández.

En otras palabras, los priistas tendrán más asambleístas de los que obtendrían sólo mediante el voto, dado que la izquierda —representada por el PRD y por Morena— es la principal fuerza política en la capital.

Pese a ello, las autoridades electorales han intensificado su llamado al voto antes del cierre de campañas de este miércoles.

Tras la elección, la Asamblea empezará a sesionar en septiembre y concluirá sus trabajos en enero de 2017. Durante esos meses, discutirá la propuesta de Constitución del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien a principios de año presentó una comisión redactora integrada por 28 personas, entre ellas, políticos, juristas, académicos y promotores culturales.

En cifras

  • 561 candidatos compiten, con partidos o como independientes, para llegar hasta la Asamblea.
  • 7.4 millones de capitalinos están en la lista nominal de electores, según cifras del INE.
  • 20% del electorado de la ciudad participará en la elección de asambleístas, según expertos.
Compartir
Artículo anteriorVitamina T para cada día
Artículo siguienteGalería: los magos de Colunga
Reportero titular que a veces juega de editor derecho, formado en redacciones de un par de diarios nacionales, pero siempre cubriendo la ciudad. En los ratos libres me gusta practicar boxeo, no porque esté de moda, sino porque te pone en forma para los ‘chacaleos’.