Automovilistas en riesgo

Autoridades dispusieron operativos para prevenir el robo a automovilistas a finales de 2016, pero semanas después los quitaron. Arte, Andree Ávalos
Autoridades dispusieron operativos para prevenir el robo a automovilistas a finales de 2016, pero semanas después los quitaron. Arte, Andree Ávalos

A finales de 2016, la policía dispuso operativos para evitar asaltos a automovilistas, pero unas semanas después los quitó.

ARTE: ANDREE ÁVALOS

Durante 2016, decenas de videos de asaltos a automovilistas en la Ciudad de México se hicieron virales tanto por la violencia como por la velocidad con la que se cometieron. A pesar de que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) puso en marcha el Operativo Vigía para inhibir este tipo de delitos —que alcanzaron a ser 3.4 al día—, durante el primer mes de 2017 la vigilancia en las avenidas desapareció.

Máspormás realizó recorridos por algunos de los puntos donde se han denunciado robos a conductores en avenidas como Anillo Periférico, Viaducto, Circuito Interior, Eje 3 Sur y Eje Central; sin embargo, en ninguna de estas zonas se encontró vigilancia, además de que vecinos y automovilistas afirman que continúan viviendo con temor a causa de la delincuencia.

Al respecto, el jefe del Estado Mayor Policial de la SSP, Víctor Hugo Ramos, detalla que tan sólo en 2016 se registraron 1,279 casos. “Esto significa que durante los 365 días ese delito estuvo ahí, con la estadística sostenida, pero sin ir a la baja”.

Ramos Ortiz explica que los asaltos a conductores están más relacionados con los problemas de movilidad, toda vez que es en semáforos y embotellamientos donde ocurren. Dice, por ejemplo, que la mayor cantidad de casos se da en las mañanas y en las noches, pero no hay un horario definido para los robos, sólo es necesario que haya problemas de circulación de autos.

El 23 de diciembre pasado, dos personas con gorra y sudadera amagaron a un automovilista en el cruce de Viaducto y Puente de la Morena, en la colonia Tacubaya. En el video, que se hizo viral, se observa que el conductor trata de avanzar y los ladrones se alejan, pero al ver que se quedó atrapado en el semáforo, los asaltantes regresan.

“Seguido se escuchan cristalazos y luego se ve que se echan a correr. Aunque se hagan denuncias, la policía está una semana o 15 días, se calman los robos y después se va de nuevo”, dice una vecina de la colonia Tacubaya, quien prefiere omitir su nombre.

Sí vigilamos, de veras

De acuerdo con la policía capitalina, para contrarrestar este tipo de delitos, deben rotar a sus elementos para que no siempre estén en las mismas zonas, esto con la finalidad de sorprender a los ladrones.

“Esto es porque el Operativo Vigía —como se denomina a la vigilancia contra el robo a automovilistas— es dinámico, no podemos mantener a los elementos en un solo punto, de lo contrario la delincuencia se cambiaría de esquina”, dice Ramos.

Sin embargo, explican colonos, esto en lugar de acabar con la delincuencia ha provocado que los ladrones constantemente cambien de calles para no ser detenidos, además de que utilicen vehículos y motos para huir más rápido.

Datos de la SSP indican que entre 2015 y 2017, tres delegaciones concentraron el mayor número de detenciones. La Cuauhtémoc ocupa el primer lugar con 65 remisiones y 86 detenidos en poco más de dos años; Iztapalapa es la segunda con 44 remisiones y 70 detenidos, y Miguel Hidalgo es la tercera, con 42 y 64, respectivamente.

Mientras que las colonias más peligrosas para los automovilistas son la Morelos, Centro, Daniel Garza, Valle Gómez, Tacubaya, Obrera, Escandón, San Miguel Chapultepec, Portales Norte y San José Aculco.

A pesar de lo anterior, la Secretaría sólo mantiene fijo el Operativo Vigía en el Anillo Periférico en sus cruces con Ejército Nacional, Legaria, Constituyentes, Observatorio, Palmas, San Antonio y San Jerónimo.

En Periférico, en los alrededores de la Fuente de Petróleos, se tomó una fotografía que se hizo viral y donde se observa a dos personas asaltando a dos automovilistas detenidos por el tránsito.

Aunque la vigilancia en el área es permanente, los conductores explican que los robos continúan y aunque se solicite el apoyo policiaco, este es muy lento.

“Imagínate que hay puntos en donde dejan a uno o dos oficiales. Enfrentar a la delincuencia sin mucho apoyo los pone en peligro y tampoco se van a arriesgar”, dice Saúl, automovilista que circula por la zona.

Mejor ponerse trucha

Una de las formas de evitar este tipo de robos es no llevar artículos ostentosos dentro del auto. Según los reportes policiales, los objetos que más se roban en estos casos son teléfonos celulares, seguidos de carteras, relojes y joyas.

Víctor Hugo Ramos explica que las personas distraídas son los mejores blancos para los asaltantes, ya que estos no buscan necesariamente automóviles de lujo.

“Basta con que haya un gadget a la vista, que la persona no esté atenta y que la ventanilla esté abajo. Aunque cuando algo les llama la atención también las rompen”, dice.

Uno de los principales contratiempos para combatir este delito, explica el jefe de policía, es que de cada 10 robos que ocurren sólo se denuncian dos. Es por eso, por ejemplo, que de los mil 279 robos que se cometieron en 2016, sólo se detuvo a 237 personas involucradas.

“Las personas han preferido no recuperar sus cosas y hacer virales las imágenes que seguir el proceso ante las autoridades”, explica el jefe de policía.

En cifras:

  • 1,279 robos a automovilistas se registraron en la ciudad durante  2016.
  • 10 colonias en tres delegaciones concentran el mayor número de asaltos.
  • 7 cruces de Periférico son los que cuentan con vigilancia permanente.
Compartir
Artículo anteriorFOTOGALERÍA | FESTEJOS DEL AÑO NUEVO CHINO INVADEN LA CDMX
Artículo siguienteEdición impresa 30/01/2017
Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.