Un problema mayor

Gritarles, tratarlos como niños o agredirlos sicológicamente son algunos de los maltratos silenciosos que sufren los adultos mayores, situación que regularmente se vive en el anonimato de la convivencia familiar.

Es común que los afectados se resistan a denunciar que sufren violencia física o sicológica por parte de hijos o familiares cercanos; muchos soportan este tipo de maltrato durante años. El límite llega, con frecuencia, cuando son amenazados o están a punto de quedarse sin su patrimonio.

“La gente se atreve a denunciar cuando ya sus bienes están de por medio, eso es lo que más se denuncia”, dice Ana Gamble Sánchez-Gavito, coordinadora de Gerontología del Instituto para la Atención a los Adultos Mayores (IAAM).

Este instituto estima que en la Ciudad de México, 16% de la población de entre 70 y 90 años es víctima de maltrato sicológico o físico por parte de hijos o familiares directos.

“Cuando llegamos y atendemos este tipo de casos, encontramos que el maltrato lleva muchos años”, resalta Sánchez-Gavito, quien explica que hay una idea generalizada de que “los derechos (de los adultos mayores) caducan con la edad, por lo que las personas permiten que exista el maltrato”.

Incluso, comenta la coordinadora de Gerontología del IAAM, muchos adultos mayores no consideran que son víctimas de maltrato hasta que se dan cuenta que pueden quedarse sin un lugar dónde vivir.

Así sucedió con un hombre de 88 años que acudió a la Fiscalía Especializada para Atención de Personas Adultas Mayores de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) a denunciar a su hijo, de 50 años.

El hijo llegó a vivir a la casa paterna, con el tiempo comenzó a maltratarlo física y sicológicamente. Con la denuncia, el hombre de 80 años consiguió que su hijo saliera de la casa.

En 2010, cuando fue creada la Fiscalía Especializada para Atención de Personas Adultas Mayores, se atendieron 589 casos. En 2014 se recibieron mil 900 denuncias, es decir, tres veces más.

Susana Castañeda, fiscal responsable de la Agencia Especializada para la Atención de las Personas Adultas Mayores Víctimas de Violencia Familiar, de la PGJDF, asegura que la mayoría de las denuncias que atienden son de adultos agredidos por lo hijos.

Aurelia Gómez tiene 75 años. Sus hijos, poco a poco, además de gritarle e insultarla, se fueron apropiando de su casa en Iztapalapa, hasta que ella terminó viviendo en un pequeño cuarto. Fue entonces que decidió denunciar.

¿CÓMO DENUNCIAR?

La Agencia Especializada para la Atención de las Personas Adultas Mayores Víctimas de Violencia Familiar, de la PGJDF, puede intervenir cuando recibe una denuncia anónima de maltrato (por teléfono o por internet) o cuando la víctima acude a presentar la queja en la oficina ubicada en la calle de General Gabriel Hernández 56, en la colonia Doctores, delegación
Cuauhtémoc.

En el primer caso, una trabajadora social acude al domicilio reportado, para verificar los datos. Si se encuentran indicios de que existe maltrato, se inicia el proceso legal.

Los hijos o las personas que ejercen la violencia pueden, incluso, ser detenidos; el proceso legal “va a llegar hasta donde los denunciantes quieran. Muchos no denuncian porque creen que el proceso terminará con un familiar en la cárcel o detenido”, señala Castañeda.

Hay casos en los que se determinan medidas precautorias para resguardar la vida de las víctimas. Es posible, incluso, que se solicite la intervención de policías de la SSP para que exista una continua vigilancia en el domicilio.

Castañeda asegura que las denuncias permiten detener el maltrato físico y sicológico, además de que -en muchos casos- se ha evitado que los adultos mayores sean despojados de sus bienes.

MÁS CASOS

Las delegaciones donde más se han registrado casos de maltrato a este sector de la población son Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón y Benito Juárez.

ESTO ES VIOLENCIA

*Ignorarlos

*Darles trato infantilizado

*Humillarlos

*Hacerlos a un lado en la toma de decisiones

*Correrlos de su propia casa

*Utilizar sus recursos económicos sin autorización

*Insultarlos

*Golpearlos

*Violencia sexual

LÍNEA PLATEADA

Desde 2010, el GDF y el Consejo Ciudadano pusieron en operación la Línea Plateada (5533-5533), número telefónico para la atención de los adultos mayores. Además de recibir orientación sobre trámites, los usuarios pueden presentar denuncias de maltrato contra este sector de la población. También se pueden presentar denuncias a través de la siguiente página: https://denunciaanonima.pgjdf.gob.mx/RegistroDenunciaCiudadana/Inicia.aspx o al correo electrónico: [email protected]

(Jennifer Alcocer)

Compartir
Artículo anteriorLa musa se va de marcha, por Guadalupe Nettel
Artículo siguienteCiclistas de la zona oriente ya tendrán dónde dejar su bici
Reportera de Ciudad en constante aprendizaje, siempre buscando la forma de inquirir y transmitir. Amante de los gatos y fan de las sonrisas sinceras.