Ilustrar universos personales

primera bienal de ilustración by Pictoline

Desde hoy se exhiben en el CCD las 77 obras finalistas de la Primera Bienal de Ilustración by Pictoline elegidas por el jurado internacional entre más de 4,600 postulaciones. Aquí, platicamos con los ganadores.

¿Cuál es el papel de la ilustración? Decorar —postales, ropa, pines–. Enviar un mensaje político, dar las noticias, acompañar un reportaje, contar una historia en un libro. Pero, ¿tiene alguna importancia social o artística? ¿La ilustración es arte?

Sin duda, esta herramienta artística ha tenido un gran auge en los últimos años, pero siguen existiendo estas preguntas. Para responderlas, y para promover e impulsar la ilustración hecha por artistas nacionales, Pictoline organizó la Primera Bienal de Ilustración en México.

Este encuentro entre jóvenes artistas es un esfuerzo para que la ilustración comience a tomar su justa importancia, pues, como dice Susan Doyle —con licenciatura en Bellas Artes y doble maestría en pintura e impresión RISD—, la ilustración es “una de las artes con más penetración en la cultura”. Es imposible negar la importancia visual de prácticamente todo, en especial desde el boom de internet y el consumo de información cada vez más frenética; por ello, la ilustración es tan importante en la actualidad.

Bajo esta premisa, se hace visible la importancia de tener un estilo artístico y producir ilustraciones de cada vez más alta calidad, tanto en la parte visual como en el contenido. “Espero que esta bienal sea una oportunidad para unir a la comunidad [de ilustradores] y para dialogar sobre el arte, incluso el arte gráfico o ilustración y qué representa”, nos dijo Gary Baseman, uno de los jueces.

Como resultado de este esfuerzo, la Bienal de Ilustración by Pictoline tiene actividades en torno al tema y lanzó una convocatoria abierta para que todas las personas interesadas enviaran su trabajo. Fueron dos categorías: la primera es la física, en la que se recibieron obras en formato bidimensional que pudieran imprimirse; la segunda es la digital, obras que tienen un formato que no se puede tener en físico, como GIFs o imágenes 360º. Además de ello, hubo un premio revelación para un autor menor de 25 años.

En total, el equipo organizador recibió 4,604 ilustraciones para ambas categorías, de las cuales 77 pasaron a la siguiente etapa.

Y los tres ganadores fueron elegidos por un jurado de cinco ilustradores de renombre a nivel internacional. Este estuvo conformado por Gary Baseman —artista visual que ha creado un universo personalísimo poblado de peculiares personajes—, Malika Favre —ella ha realizado varias portadas para The New Yorker y ha colaborado con Vogue o Sephora—, Matthew Cruickshank —gerente de arte de Google Doodles—, Mcbess —ilustrador francés que ha trabajado con Nike— y David Sánchez —quien ha hecho portadas para la editorial Errata Naturae.

También lee: Cancelar libros para salvarlos

Los ganadores de la Primera Bienal de Ilustración

Emocionados, los tres agradecen al jurado y a la Bienal por organizar este encuentro que hace visible la importancia de tomarse muy en serio la ilustración.

El ganador en la categoría de ilustración física fue Francisco Olvera, también conocido como El Parkk. Él es de Querétaro y realizó un dibujo llamado Distrito Feral, una obra surrealista sobre la ciudad (la de nuestra portada de hoy).

“Es una forma de hablar de temas políticos desde mi trinchera, que es la ilustración”, dice, y es que una de las cualidades de hacer estas imágenes es contar una historia de un dibujo. Francisco dibuja desde hace varios años, aunque no tiene mucho que lo hace profesionalmente, pues se dedica a la animación.

Este premio es, según sus palabras, “un honor” en su carrera. Y es que la Bienal de Ilustración ayuda a cambiar la idea de que no se puede vivir de ilustrador: “Se trata de reconocer las habilidades de los artistas y de alentar a la gente que quiere dibujar”.

Rodrigo Miguel —del Estado de México y también conocido como Numecaniq— se llevó el premio en categoría digital con su GIF Self I. El tema central de este GIF es la conciencia, el yo y la relación entre ambos. Por ahora, Rodrigo está trabajando en la segunda parte de este GIF.

Para él, lo más importante es que cualquier cosa que ilustre tenga un mensaje claro, además de crear su propia voz a través de ilustraciones. No obstante, él no se considera un ilustrador; es diseñador y animador. La ilustración, para él, es un lenguaje diferente, que ya tiene la seriedad necesaria; eso se notó en la gran cantidad de artistas que se interesaron en participar en la Bienal. En todo caso, este evento le da “un gran aporte internacional y amplitud a la ilustración mexicana. Tan solo el jurado está conformado por personas que no vienen a México a contarnos de su trabajo, lo cual los avala muchísimo”, dice.

Por último, el premio Revelación —presentado por Indio— es para Andrés Caraveo, un chico originario de Chihuahua. Él no es ilustrador ni diseñador de formación, pero ha aprendido de manera autodidacta. Originalmente no tenía pensado mandar su dibujo porque no le gustan los concursos, pero finalmente decidió mandar un trabajo que ya tenía para ver hasta dónde podía llegar. Se trata de Ópera de jardín (flor bélica), un dibujo hecho a lápiz.

Los trabajos ganadores estarán expuestos junto a otros 74 finalistas en el Centro de Cultura Digital (Paseo de la Reforma s/n, esq. Lieja, col. Juárez) desde hoy y hasta el 23 de junio de 11 a 19 horas, de martes a domingo. La entrada es gratuita.

Dónde: Centro de cultura digital, Paseo de la Reforma s/n, Juárez
Cuándo: 25 de mayo al 23 de junio
Costo: entrada libre

 

Te recomendamos: Los retos del museo

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 25/05/2018
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.