A catar pan de muerto

Ofréndate estos panes de muerto

Panes de pulque, cacao, hojaldre, ajonjolí… En forma de tumbas, roscas o personas… Aquí, nuestra guía de pan de muerto de distintos estados del país que puedes conseguir en la ciudad

En medio de la tormenta de pan de muerto y los distintos tipos que podemos encontrar en la ciudad, vale la pena recordar cómo, dónde y por qué nació uno de los panes más emblemáticos de México y recordar cuáles son las versiones originales.

Pan de muerto prehispánico

El origen del pan de muerto, como el de muchas tradiciones, es incierto y existen dos versiones popularmente aceptadas. La primera cuenta que nació en las ofrendas prehispánicas a los muertos, compuestas por alimentos diversos. Entre ellos, los huitlamalis y los xonicuilles, unos tipos de pan de maíz antropomórficos o en forma de corazón humano (símbolo de ofrenda a los dioses). En realidad eran más parecidos a un tamal que a un pan, pero el significado es el mismo: se ofrendaban y después se comían.

Donají López, historiadora del Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, cuenta que hay diferentes versiones del origen del pan de muerto en épocas prehispánicas. “El ritual del que surge la idea de hacer pan fue el de ofrecer una princesa a los dioses”, explica. “Le sacaban el corazón antes de que muriera para que este saliera del cuerpo aún latiendo. Luego lo metían a una olla con amaranto y el ‘sacerdote’ encargado del ritual debía comérselo”.

Una segunda versión apunta a que fue consecuencia de una tradición católica: el Día de Todos los Santos. En esta fiesta se veneraban las reliquias —huesos, cráneos y objetos personales— de los santos, y las vírgenes. En el marco de estas festividades se preparaban dulces, panes y algunos alimentos con la forma de algunas de ellas (por ejemplo, huesos).

Más de 400 tipos

Sea cual sea el origen, el pan de muerto nunca ha sido el mismo, ha evolucionado y cambiado a lo largo de los años, y según las costumbres de cada lugar. En México hay cerca de 400 tipos de pan de muerto tradicional. Sí, todos muy parecidos, pero con particularidades que los diferencian.

En Mixquic, por ejemplo, se elaboran las despeinadas o rodeos, un tipo de pan de pulque hojaldrado con forma de rosca espolvoreado con azúcar rosa. En Guerrero, las almas con azúcar, un pan antropomórfico espolvoreado con azúcar rosa. En Oaxaca, las regañadas, trozos de masa hojaldre espolvoreados con azúcar. En Guanajuato, panes de canela con formas de animales —mulas, conejos o borregos—. En Puebla, golletes (roscas adornadas con colores) y sequillos (mamón seco con un color amarillo y yema de huevo). En Chiapas, los turuletes, En Tehuantepec, el marquesote. En Tlaxcala, pan totepo y el pan de ánimas. En Michoacán, pan de hule.

En la CDMX también se encuentran algunos de estos tipos de pan de muerto tradicionales. Toma nota, que aquí te decimos dónde.

Andeo Pan y café. Pan de ánimas de Tlaxcala, con pulque y azúcar rosa.

Plaza Real San Isidro 630 Local 13, Col. Azcapotzalco, $30

Cardín. Pan de muerto con guayaba o jengibre con cardamomo adornado con azúcar rosa.

Álvaro Obregón 8, Col. Roma Norte, $25

Pasillo de humo. Pan hecho de cacao con relleno de nicuatole —un postre gelatinoso a base de maíz— y una crema de café de olla.

Nuevo León 107, Col. Hipódromo Condesa, hasta el 3 de noviembre, $50

Aquí es Oaxaca. Regañadas —panes de pasta hojaldrada que representan las ánimas de personas o animales— o pan de yema.

Soledad 42, Centro Histórico, $15-$20

Dalias Azules. Pan de ánimas de Tlaxcala, con pulque y cubierto de ajonjolí.

Sin dirección; para hacer pedidos, llamar al 55 1244-2196, $50

Mercado de Texcoco. Conejos, pan elaborado con manteca, nuez, guayaba y canela.

Fray Pedro de Gante S/N, Centro Histórico, Texcoco de Mora, $5–$10

Cielito Querido. Pan antropomórfico, tipo “pan de ánimas”.

16 de Septiembre 82; Centro Histórico, $25

Peltre. Pan de ánimas de jengibre y agua de azahar (rosa) y canela con queso cotija (azul).

Saltillo esq. Alfonso Reyes, Col. Hipódromo Condesa, $40

Panadería Jojutla. Pan de ánimas y pan de muerto con ajonjolí.

Michoacán esquina con Av. Benito Juárez, Col. Lomas de San Lorenzo, 3 panes por $15

Pan de Nube. Tienen pan de muerto tradicional y otro elaborado con higo confitado. Puedes pedirlos rellenos de crema de naranja.

Diagonal San Antonio 922, Col. Del Valle, $25–$150

Fonda Garufa. Pan de muerto tradicional, relleno de mole negro.

Av. Michoacán 93. Col Condesa, $45–$265

Rubaiyat. Pan tradicional aromatizado con flor de naranjo y azúcar, puede ir relleno de nata o dulce de leche.

Av. Presidente Masaryk 20, Col. Polanco, $75