La Central de Abasto se pone guapa

A través de una intervención artística en la Central de Abasto, en conmemoración de su 35 aniversario, Central de Muros quiere que el arte urbano se reconozca como el nuevo muralismo mexicano

La Central de Abasto es el mercado más importante de México, el mayorista más grande del mundo, el centro comercial que nunca duerme. Una ciudad dentro de la ciudad. Cerca de 500 mil personas caminan todos los días por sus ocho áreas: frutas y legumbres, aves y cárnicos, abarrotes, envases vacíos, bodegas, flores y hortalizas, subastas, y pernocta. Sus pasillos y fachadas están llenas de vida gracias a las cerca de 100 mil personas que la habitan.

En honor a esta ciudad de abasto y sus primeros 35 años de vida recién cumplidos, el colectivo We Do Things inició el proyecto Central de Muros, que busca llenar de color las paredes del mercado con 32 nuevos murales hechos por artistas nacionales y extranjeros. “La gente de la Central cree que esto tendrá un impacto favorable”, cuenta Sergio Palacio, coordinador de la Ceda, “porque le estamos dando una vista muy diferente de este lugar”.

Central de muros

Comenzó en septiembre. Laura Itze González e Irma Macedo dirigen juntas We Do Things, colectivo dedicado a la gestión de cultura sustentable. “Nos enfocamos en el arte y el diseño como herramientas para comunicar”, cuenta Laura Itze. “Buscábamos un espacio que congregara todo lo que tiene la ciudad y pensamos que la Central de Abasto era el mejor”.

Participan 16 artistas, entre ellos: Sebastián Romo, Aline Herrera, Aeruz, Pastel, Diana Bama, Senko One, Trash Aeme, Mike Maese, Kenta Torii, el colectivo Meiz, Yael Medrez, Hows, etc. Juntar a los muralistas fue una gran tarea, pero en cuanto les contaban de qué iba el proyecto, dijeron que sí por lo que implica: tener un gran espacio para plasmar su arte y colaborar en realzar un lugar tan emblemático para México.

Cada mural mide 20 metros de largo por 6.60 metros de ancho y se encuentran en la parte exterior de la nave de frutas y legumbres. Hasta la fecha, hay tres murales terminados —los del japonés Kenta Torii, Diana Bama y Meiz—. Los restantes estarán listos el 20 de noviembre y serán inaugurados dos días después, durante la celebración del aniversario. La segunda fase se realizará en 2018; habrá nuevos artistas y los murales serán ubicados en otras áreas del mercado.

central de abasto murales
El artista japonés Kenta Torii fue el primero en terminar su mural. Foto: Mariana San Nicolás

Como parte del proyecto, el artista Sebastián Romo —quien ha expuesto en México, en el Museo Tamayo y en el Museo de Arte Moderno, y en otros países como Alemania y Estados Unidos— dio un taller de arte y muralismo. El trabajo de Romo se basa en la idea de crear una comunidad; por ello, entre él y sus alumnos pintarán un mural en la Ceda. Incluso, varios jóvenes que trabajan en la Central se han sumado a este grupo porque “dicen que quieren dejar algo en el lugar de donde son”. Durante los próximos días habrá más talleres de oficios, dirigidos en principio a la gente que habita la Central de Abasto, para que pueda generar una entrada económica extra a sus labores cotidianas.

Nuevo muralismo mexicano

Tras la Revolución Mexicana comenzó uno de los movimientos artísticos más importantes en nuestro país: el muralismo, representado por pintores como David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco y Diego Rivera. Otro de los fines de Central de Muros es promover esta corriente, pero en su manera más actual, pues las técnicas, los materiales y —obviamente— los temas, son distintos. “Buscamos reivindicar el grafiti. Debemos reconocer que los murales que hacen estos artistas tienen una similitud a lo que hacía Siqueiros y dan un discurso social”, explica Laura Itze. “Ya no hay que llamarlo arte urbano, sino novomuralismo”.

central de abasto murales
Mural realizado por Meiz. Foto: Mariana San Nicolás

Aniversario de la Central

Hace 35 años, el 22 de noviembre de 1982, fue inaugurada la Central de Abastos. Desde su apertura, ha sido un centro vital para el abasto alimentario de la Ciudad de México —e incluso del país—. En ese entonces, de sus 327 hectáreas salían a venta 13 mil toneladas de alimentos al día. Ahora, 35 años más tarde, son 30 mil las toneladas que se venden todos los días.

Para festejar, la Ceda contempló varias actividades y productos conmemorativos que irá dando a conocer conforme se confirmen. Entre ellos está un boleto edición especial del Metro, un libro con la historia de la Central y también un posible nuevo logotipo, a cargo de Lance Wyman —quien realizó el arte de los Juegos Olímpicos de México 68—. Una de las principales celebraciones es Central de Muros. En un inicio se tenía pensado que los murales se pintaran en la parte exterior del lugar, pero los locatarios sugirieron que fuera entre los pasillos.

Los habitantes de la Central han recibido bien el proyecto. Incluso se comienza a notar un cambio: en el área de los murales ya casi no hay basura y las zonas aledañas están mucho más limpias. Para los artistas ha sido muy gratificante convivir con los habitantes de este emblemático lugar.

Numeralia:

20 metros de largo mide cada uno de los murales que estarán en la Central de Abastos.

4 millones de pesos invirtió la Ceda en este primer periodo, le falta invertir 4 millones más.

32 murales conforman la primera fase de Central de Muros. El próximo año continuarán.