La ciudad en una guía ilustrada

Por estos días de nuevos y buenos propósitos para el año, dos entusiastas exploradoras de la Ciudad de México están trabajando en un mapa alternativo para jóvenes viajeros que se proponen conocer un lado auténtico de la ciudad: Karina L. Mata y Paola Loera. El mapa se llama Mexplory, será desplegable, incluirá breves y honestas reseñas de lugares que no necesariamente figuran en todas las guías y estará acompañado de las ilustraciones de Andonella.

Cuando se les pregunta qué tendrán sus guías —sí, serán varias, pero ahora están concentradas en que la primera suceda— que las hará especiales entre todas las que ya existen para invitarnos a recorrer la ciudad, Karina y Paola no dudan en mencionar por lo menos cuatro rasgos:

1) Estará hecha por locales (a partir de sus propias exploraciones, pero también con sugerencias de amigos especialistas en diversos temas), 2) incluirá solamente recomendaciones reales (nada de anuncios o información pagada), 3) tendrá absoluta libertad editorial (incluso rechazaron el apoyo de un organismo de promoción turística porque debían modificar el tipo de lugares que planeaban recomendar), y 4) vendrá siempre ilustrada por artistas visuales mexicanos.

A sus 25 años, Paola y Karina ya son autoridades en eso de recorrer la ciudad en busca de los mejores rincones con ayuda de los sentidos. Se conocieron en la empresa de tours gastronómicos donde hoy laboran.

Paola estudió gastronomía, y recuerda haber disfrutado la comida desde muy pequeña; pero no solo degustarla, también cocinarla y conocer las historias que guarda cada plato.

“Por diversas razones acabé desenvolviéndome más en el área de humanidades, de investigación”, cuenta Paola. “He estado en revistas, en un programa de radio, ahora mismo estoy en la UNAM estudiando Ciencias de la Comunicación”.

Su inquietud por plasmar de alguna manera sus recomendaciones, sobre todo de comida, la llevaron a la empresa que hace experiencias y tours gastronómicos en la que conoció a Karina.

Karina estudió publicidad y trabajó un tiempo en agencias, pero nunca le gustó poner energía en vender cosas que ella misma no compraría. Entonces se fue a trabajar en asociaciones y ONGs. Viajando descubrió un impulso al que ha dado salida en Mexplory.

“Me di cuenta de que me gustaba mucho compartir con personas de otras partes lo que era México, la cultura, la comida, las tradiciones… También viajando me di cuenta de que había guías, mapas y otras cosas increíbles que justo te hacían sentir parte de una ciudad, más que solo como un turista que está de paso”.

Al volver de un viaje de voluntariado, se puso a investigar qué opciones había sobre la Ciudad de México y no vio muchas.

“Así, investigando, llegué a los tours gastronómicos, no sabía que existían aquí”, cuenta Karina. Siguió investigando. Iba a hoteles y hostales para ver qué ofrecían a los viajeros. Tenían mapas, pero que solo eran listados de museos y unos cuantos lugares que habían pagado por publicitarse. Se dio cuenta de que no existía algo parecido a lo que había visto en sus viajes.

Desde los tours gastronómicos también pudieron detectar que casi siempre los turistas no tienen la menor idea de por dónde empezar a conocer la ciudad. “Se iban mucho a las tourist traps”, asegura Paola, “o a los lugares de siempre o a restaurantes de fine dining, porque les da miedo experimentar otra cosa, pero también porque hay muy poca información en inglés acerca de otros lugares”.

Decidieron entonces dar salida con Mexplory a la inquietud que compartían por hacer mapas que llevaran a los viajeros en CDMX por lugares a los que llevarían a un amigo.

“Con Mexplory, queríamos hacer una guía y un mapa muy divertido”, sostiene Karina, “y más que redactarlo como una guía de viaje, estuviera redactado de forma muy casual, como si un amigo te estuviera platicando. Nuestras reseñas, por ejemplo, de lugares turísticos como Bellas Artes o el Monumento a la Revolución, no son tanto históricas o arquitectónicas; sí decimos algunos datos importantes, pero no nos quedamos ahí”. Por cierto, el mapa estará disponible en inglés y en español.

Según Paola, uno de los mayores retos al que se han enfrentado en la creación de este primer mapa ha sido elegir qué recomendarán, pues para esta primera edición decidieron abarcar toda la Ciudad de México.

“Sabemos que la Ciudad de México es inmensa, así que lo que planteamos es: ‘si esta es tu primera vez en la ciudad, estos son los primeros lugares que consideramos que vale la pena que conozcas’. Ha sido una tarea larga, pesada, porque todos los lugares que están ahí es porque hemos ido una y otra vez”. Partieron de una lista de 180 lugares, que al final quedó en 90.

Además de la ilustración que da la bienvenida a la guía que dibujó Andonella, ella se ha encargado de hacer algunos personajes emblemáticos de la ciudad y de acompañar con sus creaciones infografías y otros elementos gráficos con, por ejemplo, datos sobre el maguey y los destilados o sugerencias para comportarse como un local.

Para acelerar el lanzamiento de Mexplory —la meta es imprimir 10,000 mapas en papel reciclado a distribuir en más de 30 puntos de la ciudad—, Karina y Paola decidieron solicitar apoyo vía Kickstarter, así que sugerimos echar un vistazo esta semana para ayudar a patrocinar el proyecto —antes del viernes 11 a las 19:00— y, de paso, conseguir alguna de sus geniales recompensas, desde stickers, tote bags, playeras o pines con creaciones de Andonella hasta experiencias fotográficas o gastronómicas.