La Fina Estampa llega a Centro Cultural Panteón

La Fina Estampa llega este sábado y domingo a Centro Cultural Panteón a servir como plataforma para adquirir obra gráfica contemporánea directamente con quienes la producen

Repensar la ciudad a través de su historia invita a caminar por el Centro, testigo de los aconteceres que ha protagonizado el país desde tiempos precoloniales. Ahí está el Centro Cultural Panteón (Donceles 64, Centro Histórico), un edificio construido sobre lo que fue la capital del Imperio mexica y que albergará la segunda edición de La Fina Estampa.

Esta feria de obra gráfica, organizada por Laboratorio Zoveck, invita a reflexionar sobre la relación entre tradición e innovación. Con 33 talleres y artistas —consagrados y emergentes—, esta expo-venta será un recorrido por la diversidad de procedimientos desarrollados con el propósito de transferir una imagen de un soporte a otro.

Técnicas tan antiguas como la litografía con piedra caliza del siglo XVIII se encuentran con el grabado en seco, el transfer y hasta la ilustración y el diseño gráfico. “Pensando en ser lo más incluyente posible, buscamos talleres consagrados que manejan estas técnicas tradicionales y también a artistas que, aunque apenas empiezan, ya están experimentando con otras más contemporáneas”, explica Sonia Romero, una de las organizadoras del evento y fundadora, junto a Julio Carrasco, de Laboratorio Zoveck.

Herencia artesanal

Para que una pieza de gráfica sea considerada como tal, se deben cumplir ciertos requisitos. El artista debe crear el molde con el cual realizará la estampación, en planchas metálicas, de madera, piedra u otro material. En muchos casos, el artista trabaja directamente sobre cada copia, con el fin de mantener la originalidad en cada pieza.

Se trata de todo un proceso artesanal con una rica historia en México y en el mundo. Tan solo a un par de cuadras de distancia de Panteón, se ubica la Antigua Academia de San Carlos, creada hace poco más de tres siglos con el objetivo de difundir artes como la pintura o la escultura, pero sobre todo el grabado.

Una de las muestras de este vasto legado en La Fina Estampa será la presencia de La Mano Press, el taller de Artemio Rodríguez, uno de los grabadores mexicanos más reconocidos a nivel internacional. Su trabajo consta, principalmente, de grabados en linóleo, una técnica de estampación en relieve, cuyos orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XIX.

El tema de sus obras radica en la identidad mexicana y su constante reinvención en la época de la globalización y la multiculturalidad. Este vínculo entre la producción artística y la estampa popular es lo que constituye la totalidad de la cultura visual, pues desde sus particulares estéticas conforman la representación de la sociedad y sus imaginarios.

México es quizá uno de los países donde el grabado fue fundamental para la creación de una identidad, ya sea en los emblemas que refieren al pasado mesoamericano o en las obras gráficas de carácter social de Manuel Manilla y José Guadalupe Posada.

Arte para todos

Esta modalidad artística se ha caracterizado como una vía para la democratización del mundo del arte, haciéndolo cada vez más accesible. De la misma forma, su producción ha sido retomada por minorías para expresar un posicionamiento ideológico.

Gracias a documentos de la Academia de San Carlos, se tiene constancia de mujeres aprendices del grabado. Tales son los casos de Hesiquia Valdes (sic), Carlota Camacho y Señorita N.N., quien incluso participó en la exposición anual de la academia en 1898.

Sin embargo, los nombres que predominan en este arte son principalmente masculinos, como detalla Romero. Es por esto que se presentarán colectivos como Luciérnaga Taller en esta muestra. Concebido por Roxana López y Goretti Troncoso en 2014, el proyecto se ha dedicado a fomentar las artes gráficas, especialmente entre mujeres, abordando los temas y las problemáticas del arte desde perspectivas femeninas.

Nuevas generaciones, nuevos discursos

No cabe duda de que, sin este patrimonio cultural, el concepto que tenemos del propio México no sería el mismo, por lo que la enseñanza y apertura de espacios para dialogar y aprender sobre la estampa resultan más que necesarios.

A partir de ello, surge “Concéntrico”, una exposición paralela a La Fina Estampa. Hasta el 18 de agosto, estarán en exhibición en la pizzería Perro Negro de la Roma Norte (Parque España 3) las obras de 16 artistas noveles. Sus trabajos incluyen nuevos elementos y valores que enriquecen y fortalecen la gráfica contemporánea mexicana.

En La Fina Estampa, la obra de Jorge Alderete también contribuirá a la conversación desde el ámbito de la ilustración y la serigrafía. A través de esas técnicas, el Dr. Alderete medita sobre la cultura trash, el cómic underground y la música surf.

Todos los participantes en esta muestra mantienen viva a la estampa como un medio de comunicación y un valioso testimonio de la representación y documentación de la vida cotidiana a través del filtro artístico. Con distintos cánones estéticos, cada uno dota de rostros y actitudes a los protagonistas de la sociedad moderna en lo que mejor los define: su diversidad étnica y cultural, con agudos contrastes políticos y económicos.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 27/07/2018
Periodista en formación y narradora de historias cotidianas por vocación. Twitter: @dsaavi