Movida coctelera para exploradores

Tragos chilangos para beberse a la CDMX

La coctelería mexicana es más que la margarita. Aquí, una ruta por bares que exploran ingredientes mexicanos poco comunes: aguacate, insectos, hierbas…

Cuando pensamos en cocteles mexicanos, en automático nos imaginamos margaritas, palomas, cocteles de mezcal con agua de jamaica o shots de tequila con limoncito y sal. Es hora de actualizar esa idea, porque desde hace varios años los bartenders chilangos se han puesto las pilas para explorar ingredientes mexicanos poco comunes en las barras de coctelería y han creado tragos muy raros pero superpropositivos que le dan vida a la movida coctelera de la ciudad.

Desde tragos con insectos hasta cartas conceptuales muy mexas, aquí nuestra selección de los más raros y sabrosos. ¡Pruébalos!

Con aguacate y hormiga chicatana

Se llama Ant Man y es uno de los signature cocktails de Fifty Mils, que este año está entre los 50 mejores bares de coctelería del mundo (quedó en el lugar 45). Se hace con mezcal, una mezcla cremosita de aguacate con hormiga chicatana, clara de huevo (para hacerlo medio sour), bitter de hoja santa, jarabe de té limón y top de soda. Podría pensarse que sabe a guacamole pero no, nada que ver. Es fresco, acidulce y un poquito salado. Lo sirven con una hormiguita en la copa y lo mejor que puedes hacer es morderla cuando des un trago.

Fifty Mils: está dentro del Four Seasons México
(Paseo de la Reforma 500, Col. Cuauhtémoc), $200

Con nopal y tres chiles

Otro en Fifty Mils. Este trago se llama Bugs Bunny porque, literalmente, parece una zanahoria, aunque no sabe como tal. Es creación del head bartender, Mica Rousseau, y tiene jugo de zanahoria, vodka, limón amarillo, jarabe de té limón y —ahora sí viene lo bueno—: bitter de tres chiles, nopal fresco, perfume de fernet y sal. Es como un juguito de desayuno, pero mil veces más rico.

Fifty Mils, $200

Margarita al pastor

Un clásico de otro de los mejores bares de la ciudad, del país y del mundo (quedó en el lugar 11 en los World’s 50 Best Bars): Limantour. Su secreto es el taco mix: jugo de piña, sal de cilantro y jarabe de chile serrano (con miel de agave). Todo va macerado con albahaca, limón y azúcar. El punch: tequila y Cointreau. De-li-cio-so. Al principio, los clientes lo recibieron con cierta duda pero con curiosidad. Ahora es uno de los favoritos. El trago fue tan exitoso que hace poco el bar decidió explorar más este concepto de coctel chilango fuera de lo común y creó su carta Mex-cla, inspirada en el kitsch mexicano, especialmente en el orgullo chilango. “Nuestro pan es de origen francés y chino, los pastes son ingleses, el pastor es árabe, los sonideros de Cuba, la tradición de ‘quemar’ al Judas es de Turquía, los pachucos son gringos y al sushi ya le dimos la vuelta”, dice su carta. Así somos los chilangos: nos apropiamos de los iconos culturales que nos gustan y los hacemos a nuestro modo. En Mex-cla surgió otra joya de la coctelería: ½ kilo.

Limantour: Álvaro Obregón 106, Col. Roma Norte / Oscar Wilde 9, Col. Polanco, $150

½ kilo de aguacate

Mezcalito, aguacate, pepino, curry verde y cerveza. ¿Pensaste en dipear un totopo en él? Sí, suena a dip, saladito y sabroso. Es un coctel muy raro, de color brillante como un aguacate en su punto, y hay que estar de humor para beberlo, pues es muy especiado, saladito y un poquito espeso. Se siente pesado (con uno tienes).

Limantour, $150

¡Más aguacate!

Este no parece guacamole, pues solo utiliza la hoja de aguacate, así que no sabe tanto a la fruta. Además, tiene mezcal, jugo de sandía, agua de rosas y limón. Es como un agua fresca, pero mucho más aromática y sustanciosa (y pegadora, porque le ponen una buena dosis de mezcal). Pídelo como Persea Limetta.

Hanky Panky: es un speakeasy, así que tienes que llamar para reservar y que te den la dirección: 5591550958, $180

Con xoconostle

En Xaman hay un coctel llamado Galiano que está hecho con xoconostle, jugo de lima y té limón. Tiene un sabor desconcertante, muy ácido, al principio no sabes si es lo que querías, pero conforme sorbes te va gustando más y más. En general este bar, cuyo concepto general gira alrededor de la herbolaria prehispánica y el chamanismo, utiliza muchos ingredientes y hierbas mexicanas para sus tragos. Encontrarás xoconostle, jarabe de agave, chile manzano, chile habanero, chile serrano, cilantro, hoja santa, etc. Otro de sus tragos insignia muy mexicano y kitsch es el Xaveri. Viene servido en un vaso negro del que se asoma la cabeza de un jaguar decorado con arte huichol.

Xaman: Copenhague 6, Col. Juárez, $180

Coctel con sotol y chapulines

Aunque el sotol es un destilado parecido al mezcal, su sabor se distingue por ser más amargo y alcohólico. Se usa poco en coctelería (aunque recientemente esto ha ido en aumento). En este bar tienen un coctel superfresco con sotol añejo, licor de chile ancho, jengibre, toronja. Se sirve en un jarrito de barro escarchado con sal de hormiga chicatana. Está ligerito, como para echarte más de uno.

LADO B: Álvaro Obregón 179, Col. Roma, $150