El movimiento que nos unió

La película El día de la unión debió posponer su estreno tras el 19S del año pasado… Hoy, finalmente, la historia de solidaridad escrita y dirigida por Kuno Becker se estrena en cines

En México aprendimos que las casualidades sí existen. Exactamente 32 años después de aquella mañana en la que miles de personas murieron tras el terremoto de 8.1 grados, el suelo se volvió a sacudir, esta vez con una magnitud de 7.1 grados. Era 19 de septiembre de 2017 a las 13:14. Varios edificios cayeron en diversos puntos de la ciudad: Xochimilco, Taxqueña, Villa Coapa, Roma, Condesa, Narvarte…

Esa no fue la única coincidencia. También hace un año iba a estrenarse El día de la unión, película escrita, dirigida, producida y editada por Kuno Becker, quien también aparece como uno de los actores principales.

El filme cuenta la historia de Javier, un taxista que está trabajando la mañana del 19 de septiembre de 1985 cerca del Hotel Regis. Ve caer el emblemático edificio de la ciudad y, tras la paranoia y la desesperación que produjo el temblor, conoce a un hombre que está en busca de su hijo. A lo largo de la película el espectador se convierte en testigo de la formación de las brigadas de rescate, historias de sobrevivientes y, sobre todo, la empatía y la unión que hubo —y que volvió a manifestarse el año pasado— entre mexicanos ante la tragedia.

La película está protagonizada por Armando Hernández, Kuno Becker, Sandra Echeverría, Aurora Papile, Ximena Ayala, Harold Torres, Ramiro Cid, Gustavo Sánchez, Mario Zaragoza, Álvaro Guerrero y Jorge Félix.

Una cinta de esperanza

El día de la unión es un homenaje a todas las víctimas, los rescatistas y los sobrevivientes de los sismos de 1985 y 2017. Todo empezó hace 15 años, cuando Kuno Becker comenzó a escribir el guion. “Con el paso de los años, me di cuenta de que la película me hizo a mí”, cuenta el actor y director.

Para poder escribir esta historia, Kuno hizo un profundo trabajo de investigación en periódicos, revistas y noticiarios de radio y televisión de la época. También se acercó a los Topos, a miembros de la Cruz Roja mexicana, a sobrevivientes y a gente que vivió y ayudó en el primer 19s sin tener alguna preparación para situaciones como esa. Para Kuno Becker, El día de la unión cobró vida propia.

Después vino la filmación, que realizaron hace dos años y medio en los Estudios Churubusco y en Acoxpa, donde reconstruyeron partes de la ciudad en los años 80. Grabaron en 11 semanas. Cabe destacar que detrás del trabajo actoral y de dirección, también hay una gran labor de efectos visuales, pues recrearon toda la destrucción que provocó el sismo.

En la realización de efectos visuales colaboraron Ricardo Arvizu, Rafael Mandujano y Luisa Guala. Fue tal el trabajo que la producción retrasó, por primera vez, el estreno de la cinta.

De acuerdo con los planes originales, El día de la unión llegaría a las salas de cine hacia finales de septiembre de 2017, pero, al no tener los efectos visuales listos, decidieron posponer la fecha un poco. “No estaban al 100 por ciento y no podía estrenarla así. Esta cinta es un ejemplo de que en México se pueden hacer grandes películas a la altura de las hollywoodenses”, explica Becker.

Después vino el segundo 19s, por lo que se tuvo que volver a retrasar su estreno. Kuno Becker y equipo consideraron importante respetar un tiempo de luto y de honor “a los héroes y los caídos”.

Tras este segundo temblor y el retraso del estreno, Kuno Becker decidió cambiar el final de la película, porque “la premisa que había ya no era la que quería contar. El nuevo final es mucho más esperanzador”. Así fue como todo el equipo regresó a grabar, algo que resultó difícil emocionalmente pero que, al mismo tiempo, lo motivó aún más.

Y es que, antes del temblor de 2017, el equipo de El día de la unión se preguntaba si los mexicanos volverían a reaccionar igual ante una tragedia de dicha magnitud. México reaccionó mejor y eso, según Becker, motivó los cambios.

Aunque la cinta se centra en el terremoto de 1985, cuenta historias de heroísmo y sacrificio que hubo tras el desastre. “La película habla de esperanza, no de tragedia”, dice Becker. “Es sobre la unión mexicana y la fortaleza que tenemos los mexicanos”.

El estreno en cine

La finalidad de hacer esta película es rendir un homenaje. “Creo que México necesita recordar quién es. Lo sabe pero necesita tenerlo más claro. Somos un país unido y fuerte, y esta película busca recordárnoslo. Tenemos que entender y tomar acción para ser el mejor país del mundo”, cuenta el actor y director.

Para Becker, la película decidió cuándo era el momento ideal para salir a la luz. Ese día es hoy, 13 de septiembre, fecha en que El día de la unión llega a cines mexicanos. Pero no se trata solo de mostrar la historia en pantalla, sino de que la unión y solidaridad de los mexicanos se hagan aún más notables. Todos los ingresos que hoy genere la película serán donados a la reconstrucción del mercado de Juchitán, en Oaxaca.

Más tarde, el miércoles 19, en el primer aniversario del terremoto de 2017, la película será exhibida en el Castillo de Chapultepec totalmente gratis, en un memorial para las víctimas de aquel día.

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 13/09/2018
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.