Síguenos:
11/10/2021
HomeEspecialesUna guía para compras exitosas en cadenas retail

Una guía para compras exitosas en cadenas retail

Las ofertas de El Buen Fin pueden ser muy tentadoras; sin embargo, más vale hacer buenas compras y no llegar a fin de año con deudas que te causarán preocupación

Vas al súper para surtir tu hogar y, por qué no, también a la tienda departamental a ver electrónica y ropa para la familia. Todo esto lo podrás hacer varias veces al año; pero en el Buen Fin se vuelve casi obligatorio darte una vuelta por las tiendas de retail para atrapar las mejores promociones, aunque, si no tienes cuidado, te terminarán causando preocupaciones. 

Por ello, aquí te dejamos una guía básica de compras que te ayudará a ser asertivo cuando visites estos lugares, ubicados en áreas independientes o centros comerciales.

Ubícalas

Las tiendas de retail son aquellas que se dedican a ofrecer diversos productos en venta minorista. La mayor parte de lo que encuentran los clientes en ellas son artículos producidos por otras empresas y que les fueron entregados de manera masiva, de forma que muchas veces conservan sus marcas de origen o reciben un etiquetado final únicamente para ser colocados ante el público. Los mayores ejemplos de este sector económico son las tiendas de autoservicio, departamentales y supermercados. Otras que también se incluyen en la lista son librerías, de objetos decorativos, farmacias, entre varias más.

Antes de comprar… ¡planifica!

La forma más sencilla de hacer compras racionales es con un listado. Si es la primera vez que probarás esta técnica, te conviene hacer un escrito previo donde visualices cuáles son los productos básicos o de mayor uso para tu día a día, ya sean de limpieza, higiene o alimentos. Después, tu lista definitiva o final debe contener productos que se han acabado, estén próximos a terminarse, desgastados o a punto de caducar. Otro consejo que te puede funcionar es dejar hasta el final los artículos que todavía pueden llegar a tu próxima compra, es decir, que si te alcanza el dinero lo puedes llevar o, si no, mejor los contemplas en tu siguiente salida al súper. 

Tip: Por fortuna, las listas no deben ser siempre de papel. Apps como Listonic o Bring! te ayudarán con esta tarea desde tu celular. 

Establece un presupuesto

Comprar un “gustito” te puede salir muy caro si no piensas en cuánto puedes gastar. Así que antes de entrar a una tienda, haz cuentas desde casa. Si llevas efectivo, es más sencillo limitarte; pero si usas tarjeta de crédito o débito, lo mejor es tener bien planteado lo que estás dispuesto a pagar. Tampoco olvides qué estás buscando. Por ejemplo, al entrar a una tienda departamental por un detalle para regalar, deberás hallar un objeto que no rebase la cantidad que ya definiste. Un básico aquí también es hacer uso de la calculadora para sumar precios o restar descuentos. 

Tip: Para tarjetas, revisa desde la aplicación de tu banco tus últimos pagos, además de tu crédito disponible. Recuerda no gastar más de lo que puedes cubrir con tu sueldo. 

Revisa bien las ofertas

El clásico 2×1, el producto al 40% de descuento o el regalo incluido en tu compra se convierten en trampas para tu cartera cuando te dejas llevar sin cuestionar su conveniencia. Retomando los puntos anteriores, tienes que calcular qué tanto dinero te permitirá ahorrar la oferta, pero también meditar si lo que te está brindado como extra es prescindible. Ahora que si el anuncio lo has visto publicado en un medio de comunicación o por un portal web, tienes la ventaja de hacer cuentas con más precisión y tiempo, además de comparar con tiendas o productos de la competencia.

Tip: Es posible que los meses sin intereses sea lo que más verás en este Buen Fin; para esta oferta la mayor recomendación es elegirla en bienes de larga duración, como electrodomésticos, y en el menor plazo posible —de acuerdo con tu bolsillo.

Date el lujo de experimentar

Hay marcas que con tan solo ser probadas una vez conquistan al cliente. El problema es que casarse con una de ellas te puede quitar la oportunidad de conocer otro producto igual de fantástico con menor costo, o hasta mejores. Al ir a una tienda de autoservicio o departamental, lo mejor es explorar las diferentes opciones en estantes o dentro del mismo espacio, pues parte de su acomodo responde a una estrategia de marketing que deja ciertas marcas más visibles que otras, cuando lo que ofrecen es lo mismo.

Tip: Considera dos veces si el producto de moda es la mejor compra. Más que guiarte por la publicidad o su popularidad, reflexiona sobre su uso y céntrate en su funcionalidad.

Opta por la virtualidad

Los portales digitales de muchas cadenas cuentan con varias ofertas que incluso generan más ahorro que las anunciadas en sus propias tiendas físicas. Además, otro beneficio es que tienes la posibilidad de consultar un producto en diferentes opciones al mismo tiempo, para cotejar precios y disponibilidad. El envío a domicilio es otro beneficio a destacar, tomando en cuenta que por la pandemia de COVID-19 sigue siendo preferible evitar el contacto con múltiples personas. No olvides únicamente revisar a detalle las características de lo que vas a añadir al carrito digital, para mayor seguridad y entendimiento de lo que pagarás.

Tip: Tanto las tiendas departamentales como de autoservicio cuentan con su página web oficial que, por seguridad, es mejor consultar a través de la herramienta Monitoreo de Tiendas Virtuales de la Procuraduría Federal del Consumidor.