Los museos más raros de la CDMX

¿Un museo de qué...?

museos-raros

La CDMX es uno de los lugares con más museos en el mundo y tiene varios que nunca imaginaste que podían existir.

Cuando llega una exposición muy esperada a la ciudad, la fila para verla suele ser muy larga o no se puede observar bien por los montones de gente (eso pasó con la muestra de Kandinski en Bellas Artes o cómo olvidar la infinidad de fotos en Instagram de Yayoi Kusama). Y aunque generalmente están en edificios muy bonitos, no todo es el Munal, Bellas Artes o el Museo Tamayo; la ciudad tiene varios museos sorprendentes.

La CDMX es una de las ciudades con más museos en el mundo al igual que Londres y París. De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo capitalina, tenemos 185 museos, mientras que el Sistema de Información Cultural dice que hay 155 y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 159. La alcaldía donde hay más es Cuauhtémoc, con 83 museos, seguida por Miguel Hidalgo y Coyoacán.

Y aunque la capital del país es donde más gente visita estos recintos (con 30,897,440 personas), la mayoría de los chilangos no asiste a ellos por falta de tiempo, porque prefiere hacer otras cosas o no los conoce. Por eso tenemos una guía con algunos de los museos más raros o desconocidos que hay en la ciudad, para que ya no haya pretexto de no visitarlos.

Un rol museístico por la CDMX

Instituto del Arte Mexicano del Azúcar

Una réplica de la fachada de Notre Dame o de la Torre Eiffel pero hechas con pura azúcar. Se trata de la casa de Marithé de Alvarado, quien fue toda una eminencia en México y otros países del arte a base de azúcar (incluso publicó un libro hace 60 años con todas sus recetas y los pasos para hacer figuras).

El museo se encuentra en su casa, donde están los muebles, la cocina y el refrigerador que usó desde los años 50. En las vitrinas hay alrededor de 100 obras hechas de azúcar, la mayoría de ellas hechas por Marithé. La pieza más antigua tiene 53 años; lo más impresionante es que todas están intactas y muy detalladas.

Para visitarlo, hay que hacer una reservación al teléfono 5523 8434, en su Facebook (Instituto del Arte Mexicano del Azúcar) o en el correo [email protected] Las visitas son todos los días y en cualquier horario, se encuentra en Cuauhtémoc 950, Col. Narvarte.

Museo Nacional de la Acuarela

Todos hemos pintado alguna vez con acuarela, pero hay quienes la usan para crear verdaderas obras artísticas con ella: retratos, paisajes y hasta obras abstractas. Y en Coyoacán está un museo dedicado a esta técnica.

Este es el primer museo en su tipo en la ciudad y fue fundado en 1967 por Alfredo Guati Rojo, quien donó toda su colección de arte. En las salas se puede observar cómo la pintura al agua ha sido usada desde la antigüedad, el uso de la acuarela durante el siglo pasado y en el arte contemporáneo.

Además de conocer más sobre la acuarela, la casa donde se encuentra es también una joya de estilo neocolonial y, en el jardín, hay algunas esculturas prehispánicas. Abre de lunes a domingo de 10:00 a 18:00 y la entrada es libre. Está en Salvador Novo 88, barrio de Santa Catarina, esquina con Francisco Sosa (calle que podría ser considerada un museo arquitectónico).

Museo del Pulque

A principios de este año abrió un nuevo museo en la ciudad: el Museo del Pulque. Se trata de un lugar donde las personas conocen más sobre esta típica bebida y la cultura que gira en torno a ella y las pulquerías.

Consiste en un recorrido por la historia del pulque a lo largo del tiempo, más adelante se encuentra el proceso artesanal para hacer esta bebida, cómo se preparaba en la época prehispánica y cómo se hace en la actualidad. Finalmente, hay información sobre los mitos y las verdades del pulque y las pulcatas tradicionales de la ciudad. Y, claro, no te puedes ir sin probar un tarro.

El museo está abierto de miércoles a lunes, de 11:00 a 18:00. Visítalo en Hidalgo 107-109, Centro Histórico, al lado de la iglesia de San Hipólito. La entrada cuesta $20 y $15 para personas con credencial de estudiante, maestro o Inapam.

Museo de Transportes Eléctricos

Al escuchar el nombre seguramente piensas en el Trolebús o el Metro. Pero en la ciudad ha habido más transportes de este tipo y la mayoría se puede ver aquí. El museo fue inaugurado en 2006 y tiene como finalidad mostrar a la gente los beneficios del transporte eléctrico, además de rescatar y mostrar su historia y evolución.

En sus salas hay archivo fotográfico del transporte eléctrico que ha recorrido las calles de la CDMX, así como tranvías y trolebuses antiguos que, obvio, se encuentran en el patio del museo. Visítalo en Municipio Libre 402, Col. San Andrés Tetepilco. Se puede recorrer en visitas guiadas los lunes, miércoles y viernes, de 10:00 a 16:00.

Museo del Tiempo

Ubicado en el centro de Tlalpan, se trata de uno de los secretos mejor guardados del sur de la ciudad. Al entrar solo se escuchan muchos tic tac de todos los relojes que hay en su interior. Este museo busca mostrar a las personas cómo se ha medido el tiempo a lo largo de la historia, por lo que tiene relojes muy antiguos. Pero no solo eso, pues también hay sistema de reparación y restauración de estos.

Además de relojes, hay aparatos mecánicos y eléctricos relacionados con la historia de la música, como un fonógrafo, una caja musical, gramófonos, radios antiguos y hasta una rockola de los años 30. Abre de martes a domingo, de 10:00 a 18:00, y se encuentra en Plaza de la Constitución 7, Col. Tlalpan Centro I. La entrada cuesta $60 y $40 para niños y estudiantes.

Te puede interesar: Tomás Barreiro, reivindicar el cine mexicano