El viacrucis a escena

representación del viacrucis

La representación del viacrucis es una tradición que se remonta al siglo XIX y se celebra en más de 200 pueblos. Te contamos de las que sucederán en tres de las delegaciones.

Por José Quezada

Las estaciones del viacrucis y el momento en que el Mesías regresa de la muerte son dos de los pilares de la Iglesia, y su representación se ha extendido por todo el país. Entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Gloria, decenas de miles de personas se congregan para atestiguar las teatralizaciones de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, las cuales se hacen en un promedio de 200 localidades de la ciudad.

La más grande de México

Quizá la representación del viacrucis más emblemática sea la Pasión de Iztapalapa Pasión , realizada de manera ininterrumpida desde 1843 y en la que participan, año con año, poco menos de 4,000 personas que interpretan a los apóstoles, los soldados romanos, el pueblo de Jerusalén y las principales figuras de los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

La historia registra que una década antes de que la Pasión se escenificara por primera vez, un brote de cólera trajo el caos a la ciudad y mató al 5% de los habitantes. Entonces, la gente de Iztapalapa se dirigió al Santuario de La Cuevita, oró para que la epidemia acabara y, una vez cumplido el milagro, prometió realizar una procesión que se convertiría en la primera semilla de la representación del viacrucis.

Te recomendamos: Que ardan los Judas

Considerada por el Gobierno de la Ciudad de México como Patrimonio Cultural Intangible, hace siete años la Pasión de Iztapalapa representó al país en la Cuadrienal de Puestas en Escena de Praga. La mística de la Pasión es estricta con quienes quieren participar en ella: los actores principales llevan un estilo de vida dedicado a la espiritualidad (en celibato, sin consumir alcohol y con una reputación moral intachable). Para interpretar a Jesucristo, los requerimientos son más precisos: es necesario haber nacido en alguno de los ocho barrios de Iztapalapa, tener una excelente condición física y medir más de 1.75 metros de alto.

En la semana en que se reviven los últimos días del Hijo del Hombre (este año será del 25 al 31 de marzo), el fervor y la devoción de los asistentes aumenta: los soldados romanos, Judas Iscariote, Herodes y Poncio Pilato son despreciados e insultados por las multitudes, y el Cerro de la Estrella sustituye al Gólgota.

Ha habido representaciones con 1.6 millones de espectadores y tan solo el pasado Domingo de Ramos se registró la asistencia de más de 9,000 personas.

Según información del Comité Organizador de Semana Santa en Iztapalapa, el Jueves Santo, a partir de las 19 horas, empezará la escenificación de pasajes bíblicos como la Última Cena, la oración del huerto, la tentación de Luzbel y la aprehensión de Jesús. Previamente se recorrerán los barrios. El Viernes Santo se podrá ver a los actores a partir del mediodía, y las escenas irán de la deliberación de Pilatos a la llegada al Santo Sepulcro. El Sábado de Gloria, a las 21 horas, sucede la Resurrección con la Macroplaza Cuitláhuac como escenario.

De gran tradición

En cuanto al número de asistentes, la Pasión de Cuajimalpa ocupa el segundo lugar en la ciudad (el año pasado se dieron cita 350,000 personas).

La representación del juicio judío iniciará a las 19 horas, después de las procesiones del Jueves Santo; la del juicio del viacrucis será el viernes a las 11:45 de la mañana, continuará con la Crucifixión y finalizará con la Procesión del Silencio a las 19:30 horas. El Sábado de Gloria, las actividades empezarán temprano, a las 7 horas, con la tradicional revolcada de los judas (celebración protagonizada por los judas y los fariseos); posteriormente se harán los recorridos de purificación con agua y manzanilla, la quema de figuras de cartón y al final, a las 19 horas, se representará la Resurrección. El Domingo de Pascua, la caminata de la Resurrección empezará a las 13:30 horas y a las 17 h será la clausura. Durante cada día también habrá distintas actividades religiosas.

La Pasión de Cuajimalpa se representa con mucho éxito y congregando a miles de asistentes desde 1913. La explanada delegacional es un buen punto de partida para quienes quieran seguir cada etapa del Camino a la Cruz.

También lee: Guía para gozar de la Semana Santa en la CDMX

La representación del viacrucis: de los escenarios a la calle

Por último, destaca la representación del viacrucis de La Candelaria, en Coyoacán. En 1950, tres jóvenes actores, que dos décadas después integrarían el Grupo de Teatro Experimental Salvador Novo, hicieron una representación dramática del martirio y la muerte de Jesucristo. La experiencia adquirida a lo largo del tiempo y el apoyo del propio Salvador Novo fueron la llave para que ellos desplegaran su talento.

En el presente, decenas de actores continúan con la tradición del grupo Salvador Novo y se convierten en los personajes bíblicos. El Pedregal de Huayamilpas es el telón de fondo y en su plazuela se suceden los pasajes previos a la Crucifixión, sacrificio que culmina en el Parque Ecológico.

La representación del viacrucis empezará el viernes 30 de marzo, a las 14 horas, en la Iglesia de la Candelaria. Desde hace 89 años, durante la víspera de la Semana Santa, en el Museo de El Carmen se instala un altar a la Virgen de los Dolores.