Haz patria, educa a un homófobo

Decenas de muertos por el odio, la intolerancia y la homofobia. La masacre de Orlando en todas las pantallas. La solidaridad del mundo entero. Y la tragedia continúa cuando uno descubre que hay quienes celebran o justifican estos actos de barbarie.

Porque así, viendo lo que estamos viendo, nos sale José de Jesús Manzo, el ahora excoordinador de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social de Jalisco, con que: “lástima que fueron 50 y no 100”.

Y luego dice Jorge Contreras, ahora exdirector jurídico de Derechos Humanos de la sindicatura de Zapopan, Jalisco, que: “esos gais recibieron su castigo gracias a dios”.

Y aprovechando el contexto, la Arquidiócesis de México insiste en que no se llame matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo, porque –dicen– no tiene sentido, y pide que sea revisada la iniciativa federal en la que todas las personas tienen derecho a contraer matrimonio.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE FERNANDO RIVERA CALDERÓN: AHORA HAY QUE DARLE MORDIDA AL DE LA CÁMARA

Mientras tanto, los feminicidios continúan en el país de manera alarmante, teniendo al Estado de México a la vanguardia en cuanto a asesinatos de mujeres.

Y viendo las cosas así como están, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, mejor conocido como el Bronco, nos sale con que a las “niñas gordas nadie las quiere” y luego aclara que no se refería a las “gordas”, sino a las “embarazadas”, sin lograr enmendar nunca su ignorancia ni su machismo.

Difícil lidiar con los demonios del odio al otro en un país donde las autoridades mismas ignoran cuán homófobas, misóginas y racistas son. Por eso celebro la nueva campaña publicitaria de Tecate. Si no respetas a las mujeres “no queremos que nos compres”. Por algo se empieza. Y vaya que el camino es largo.