MANUAL PARA BURLARSE DE MÉXICO

Manual

Estas son las instrucciones para burlarse de México en su cara.

  1. CUNAS PA´LA BANDA
    Hay que ver lo que la secretaria de Salud y el DIF de San Luis Potosí hicieron: ¡regalaron cunas de cartón para evitar la muerte de cuna! ¡No-ma-má-no! Parece chiste, pero regalaron cajas de cartón porque dicen que son más seguras. ¿Qué sigue? ¿Que en lugar de andaderas los gobiernos regalen diablitos como los de la central de abastos? ¿Que en lugar de cobijas regalen gasas? ¿Que repartan bolsas del súper para cargar a los bebés?

 

  1. ¡AMARREN AL GÜERO!
    ¿Cómo refundir al Güero Palma más años en la cárcel? Es la pregunta que se hace la PGR y por la que está preocupadísima (ya la llaman la Preocupaduría de la República), y es que este fin de semana en EUA puede quedar en libertad el exlíder del Cártel de Sinaloa. ¿Y ahora qué delito le inventamos? Fácil, acúsenlo de robarse una lata de atún en el Soriana, tal como le hicieron con una persona que terminó en la cárcel por eso. En México es más fácil que refundan a alguien que roba comida para comer, que algún gobernador que roba miles de millones.

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL PARA ROBAR LAS ELECCIONES

  1. BANCOS PARA TODOS
    Chihuahua es un ejemplo de cómo burlarse de México. El gobernador, César Duarte, agarró dinero público para comprarse un banco. Tal vez por eso el PRI perdió la gubernatura porque los chihuahuenses están hasta la madre de tanto pinche ratero en el gobierno. Y uno recibe y recibe llamadas de los bancos porque debemos la tarjeta de crédito, mientras estos weyes… ¡se compran un banco!

 

  1. EL ‘BISNE’
    Burlarse de los mexicanos es fácil. Por ejemplo, en México hay gente pobre y partidos políticos millonarios. Basta con gastarse hasta el último centavo de los ocho mil 520 millones de pesos (sí, leyó bien) que los partidos políticos invirtieron (de nuestro dinero) para su beneficio. ¿No le parece una mentada de madre? Gastan tanto, llegan al poder y luego… ¡reparten cunas de cartón!

 

  1. CÁRCEL A LOS NACOS
    Para las autoridades mexicanas, los pobres y los sin-apellido-chingón son unos nacos. A esos se les puede acusar de secuestro y asesinato aunque sean inocentes. Es el caso de Josué Flores Camargo: acúselo de esos delitos, aunque él no sea el Josué Flores que sí cometió el delito. ¡La prueba contra él fue llamarse igual que el delincuente! No importa la confusión, refúndalo en Barrientos y luego pídale perdón. Pero no fueran los ratas de cuello blanco o los criminales fresas de apellidos-chingones, porque con ellos ni se meten. Qué burlones son con México, me cae.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR DE NACHO LOZANO: PALIZA A MANLIO Y MANCERA. AUTOPSIA PARA PRD 

Compartir
Artículo anteriorNo basta con sacar al PRI
Artículo siguiente¿Por qué es aceptable?
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.