Manual del machito

Manual

Estas son las instrucciones que siguen los machitos de esta ciudad, los cobardes.

 

Infamia #1
Los chilangos solemos sentirnos bien machitos. Aquella atrevida mujer que se sienta “con más huevos” que los machitos “merece ser madreada”. Nadie puede tener un pitito más grande que el pitito de los machitos.

 

Infamia #2
Mujer en traje de cuero, montada en una motocicleta y exigiendo respeto en las calles resulta una provocación. Como dice Ricardo Raphael: “Ellas van atrás, en el asiento del copiloto. Abrazan por la cintura al hombre y se dejan llevar. Nacieron para ocupar ese sitio”.

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL DE LA GELATINA, EL SENADO Y EL HERMANO

Infamia #3
La misoginia deberá ser la pestilencia principal de este manual. Cuando las mujeres reclamen ser respetadas y se sientan en libertad de hacer lo que se les pega la gana con su vida y su cuerpo, entonces el machito las golpeará como le sucedió a Ana Gabriela Guevara y como le ocurre diariamente a las mujeres mexicanas. Pero cuando el machito no puede solo, necesita otros machitos para golpearlas. Ojo, machito, no se arriesgue a golpear usted solo a una mujer, puede que la dama se defienda.

 

Infamia #4
Para ser un machito chilango (aunque aplica en todo México), hay que ser lo suficientemente cobarde para no dar la cara después de golpearlas. Por eso es importante mantenerse escondido como rata asquerosa sin que nadie lo encuentre. Su pitito no le alcanza para tener los huevitos de asumir las consecuencias por la madriza que propinó.

 

Infamia #5
Los machitos virales son esos otros cobardes que tras una cuenta de Twitter o Facebook sin rostro, sin nombre se dedican a insultar y denigrar a las víctimas de los machitos golpeadores. Es el termómetro que nos dice algo muy cruel sobre nosotros mismos: la educación en nuestros hogares está de la chingada.