Mantra independiente

Manual

Primer disparo
Este es un país de mantras. Alguien repite que quiere abundancia… ¡Y pum! Se le cumple: se vuelve político con cargo y miles de millones de pesos del erario se van desviados directo a su cuenta. Los mantras casi no se cuentan, pero cuentan mucho.

 

Segundo disparo
Pero tengo una duda del tamaño de la riqueza de los gobernadores corruptos de este país: ¿quién redactó el nuevo mantra que está de moda? No me refiero al de la esposa de Duarte que, según el gober Yunes, se repetía así misma “Sí merezco abundancia”. No, me refiero al de: “Sí merezco… ser presidente independiente”, “Sí merezco ser presidente independiente”, “Sí merezco ser presidente independiente”.

 

Tercer disparo
¡Ah, chingá! ¿En qué momento la fiebre independiente se propagó como meme? Hay al día de hoy personas que se erigen como “la opción independiente” para la presidencia, simple y sencillamente porque ellos lo dicen. Buscan convencer al país —sobre todo a los indecisos y sin partido— de que ellos son el milagro que México estaba esperando, que ellos también están molestos por la corrupción y que van a acabar con todos los males castigando a los pecadores que no dejan de beber del manantial de los recursos públicos… de los cuales ellos beberán, ¿no? ¿Son independientes de quién? La pregunta que nadie ha contestado más allá de los lugares comunes que, según ellos, los mexicanos quieren oír.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: #JOSEFINA

Cuarto disparo
Habría que preguntarles a todas y todos los que han levantado la mano para ser presidentes sin parditos si capitalizar el “descontento social” basta para saber gobernar. ¿Necesitamos un candidato “independiente” que conecte con la gente o uno que sepa gobernar en serio? Ya vieron que cuando un guapo, carismático y copetudo conectó con la gente, ganó y hoy nos tienen en el suelo. Layín, el alcalde que robó poquito ya convenció a miles que lo ven como el independiente que regala dinero y hace feliz a la gente. ¿Sabe gobernar? ¿Tiene experiencia en la administración pública? Las cámaras de diputados y senadores están llenos de mujeres y hombres que no tienen ni pizca de idea de cómo se escribe un artículo y mucho menos conocen los que ya existen, pero son amigos de alguien que creyó que podrían jalar y ahí están. ¿Ser académico es mantra suficiente para ser un eficaz, eficiente, honesto e innovador presidente de México?

 

Último disparo
¿Basta con que nos digan que ellos sí nos entienden?¿Ya demostraron que pueden administrar justa y honestamente? ¿O solo porque se apellidan Castañeda, Ferriz de Con, Álvarez de Icaza, Dresser o porque los apodan Bronco pueden? Un mantra no basta.