06066 | Los peores passwords del año

las peores contraseñas del año

Cada año, SplashData se encarga de recopilar una lista de las contraseñas más populares y usadas en el mundo, basándose en millones de datos robados y publicados durante los últimos 12 meses.

Cada año, nos queda claro que probablemente merecemos todas las veces que nos han hackeado, y esta vez no es la excepción.

A estas alturas, todos sabemos que no hay peor contraseña que el “123456” o el password “password”. Sin embargo, por alguna razón, millones de personas las siguen usando.

Para este año, la Universidad de Virginia decidió agruparlas en cuatro categorías: emociones, marcas, cultura pop y equipos deportivos. En la categoría de emociones destacan todos los sentimientos de amor y contra él. ¿La más popular? Sí, adivinaron: I Love You.

Sin embargo, el fenómeno más curioso en esta lista de peores contraseñas destaca que entre las marcas más usadas por la gente están dos plataformas de redes sociales: Myspace y LinkedIn, seguidas de autos deportivos como Ferrari o Mustang y, por supuesto, Playboy. ¡Cuánta testosterona en un solo password!

En la categoría de personajes de la cultura pop, los passwords más comunes son Superman, Pokemon, Starwars, Blink 182, Spiderman, Metallica y Nirvana. Mientras que entre los nombres de los equipos más usados para contraseñas están Barcelona, Liverpool y Manchester.

Tal vez a estas alturas muchos se estén preguntando quién usa esas palabras de contraseña. Pero uno de los datos más aterradores de este estudio es que el 52% de los usuarios usamos la misma contraseña para todas nuestras cuentas, lo que significa que la mayoría de las cuentas en internet tienen una amplia brecha de vulnerabilidad que facilita las violaciones masivas de datos.

Como vemos, la mayoría de los usuarios somos pésimos creando contraseñas. Se nos acaba la creatividad al momento de hacer una nueva, por lo que tal vez sea momento de empezar a recurrir a aquellas plataformas que facilitan la creación de contraseñas seguras, de ocho dígitos, alfanuméricas e inviolables.

Ya de menos, para evitar que alguien nos robe información, es recomendable cambiar las contraseñas una vez al año… Y muy importante, procurar que una misma contraseña no dé acceso a todas nuestras cuentas.

 

Compartir
Artículo anteriorEl acid techno de Ñaka ñaka
Obrero de las redes y el ciberespacio, Sopitas es un tipo afortunado.