Un zombie Brexit

No es lo mismo confundir a un zombie que un zombie confundido. Esto pensé el viernes por la mañana cuando me levanté medio aturdido por el desvelo, y después de entrar a Twitter y Facebook y leer las noticias sentí la cabeza como cuando te enfrentas a un potaje yucateco: ¿Por dónde empiezo? ¿cómo me como tres carnes a la vez? A ver si entendí bien: ¿Peña aplicó un Brexit a la Ley 3de3? ¿Inglaterra vetó a la Unión Europea?

El viernes es ese día en el que después de toda la semana los cerebros dejan de circular, así que incapaz de hacer un análisis sesudo, mis ojos y mi escasa concentración se extraviaron en la multitud de palabras que saltaban del cristal de la computadora para hacerme sentir más confundido que España tras perder contra Croacia: Brexit, PRI, viejos, Peña, jóvenes, errores, periodo extraordinario a la vista, millenials derrotados, empresarios victoriosos, ciudadanos ignorados.

Debe ser culpa del viernes que mi cerebro carbure como el motor de un vocho de los 70 y no pueda entender nada de lo que está pasando aquí con el peso, la Ley 3de3, un veto devaluado porque es medio veto, y allá con el euro, la Unión ¿o ex Unión Europea? y la libra esterlina.

Como dijo Jack, vamos por partes: si entendí bien, el presidente Enrique Peña hizo público un veto al artículo 32, incisos B y C de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que como estaban escritos, es decir como los aprobaron los partidos del presidente, el PRI y su hermanito el Partido Verde, implicaban que empresarios y sus empleados, becarios, beneficiarios de asistencia social, pensionados y todas las personas físicas y morales que recibieran o ejercieran recursos públicos, deberían presentar obligatoriamente sus declaraciones patrimonial y de intereses.

A ver si entendí bien: ¿El presidente Peña, militante distinguido del PRI, reprobó el trabajo de los senadores y diputados del PRI que dieron por buena una  ley con errores y se las devolvió con tachones? ¿Quién reclama a los diputados y senadores las tonterías que cometen? ¿Cuándo se había visto que un presidente del PRI vetara una iniciativa aprobada por el PRI?

¿Ya empiezan a entender mi confusión de zombie confundido?

Pero además no se trató de un error sin importancia. Al votar a favor de que los empresarios y sus empleados y otras personas presentaran sus declaraciones de manera obligatoria, los legisladores del PRI aprobaron una reforma inconstitucional sin saberlo, sin darse cuenta, sin que absolutamente nadie se diera a la tarea de averiguar antes de legislar.

Pero además este veto del presidente ¿es medio veto, o estoy medio confundido?

¿Por qué es medio veto?

El presidente Peña atendió los reclamos de los empresarios que tomaron el Ángel de la Independencia para lanzar un grito al cielo contra la un artículo aprobado por el PRI, pero en contraste ignoró la voz de 634 mil ciudadanos que exigen para los servidores públicos declaraciones fiscal, patrimonial y de interés que sean completas, públicas y obligatorias.

Brexit. Brexit. Brexit leo en todas partes y ya no soy un zombie confundido sino un zombie con el cerebro comido.

A ver si entendí bien:

¿El presidente Peña aprobó un Brexit a la Ley 3de3, y al vetar votó por excluir la voluntad de los ciudadanos sobre la iniciativa que esos ciudadanos construyeron?

Millennials, millennials, millennials, leo en todas partes.

A ver si entendí bien:

¿En Inglaterra los más viejos impusieron a los más jóvenes el futuro político y económico del un país del cual más pronto que tarde ya no formarán parte?

¿En México 600 mil ciudadanos mayoritariamente jóvenes exigen una ley para frenar la corrupción que destruye las instituciones y los gobernantes de un partido de 87 años le cierran la puerta en la cara a esos ciudadanos?

Brexit, Brexit, Brexit.

Que alguien me explique por favor.