Una cinta de Hollywood con un toque mexicano

baby driver

Esta semana se estrenó en cines Baby, el aprendiz del crimen, una cinta de acción llena de canciones de rock que ha sido bien recibida por el público y la crítica.

La música y los coches son una combinación inseparable. Así lo cree Edgar Wright, director británico de series y cintas como Spaced Scott Pilgrim vs los ex de la chica de sus sueños, y quien recientemente estuvo en la CDMX para promocionar su nueva película, Baby, el aprendiz del crimen, junto con Eiza González y Ansel Elgort.

La idea de esta cinta surgió de una de las bandas favoritas de Edgar: The Jon Spencer Blues Explosion. “Escuché ‘Bellbottoms’, la primera canción que aparece, e hizo que me imaginara la persecución de coches con la que comienza. Fue como una visión”, cuenta el director. Para poder hacer realidad esta idea pasaron varios años, por ello, Edgar dice que “probablemente es una película mucho más grande de lo que había imaginado. Es un sueño hecho realidad”.

La banda sonora es un aspecto esencial en Baby, el aprendiz del crimen, ya que le da ritmo a las acciones. Es también un ejemplo del gusto musical de Edgar, pues varias canciones son de sus favoritas. En la lista están bandas como los Beach Boys, Carla Thomas, T. Rex, Beck, James Brown, Kid Koala, entre varias más.

Baby, el aprendiz del crimen cuenta la historia de un chico que tiene un problema del oído, por lo cual todo el día está escuchando música, sobre todo cuando maneja. Es un experto al volante y es el encargado del escape de un grupo de ladrones de bancos. El elenco está conformado por Ansel —quien interpreta a Baby—, Eiza González, Jon Hamm, Lily James, Jamie Foxx y Kevin Spacey.

Para Eiza fue increíble trabajar con este grupo de actores: “Son extremadamente talentosos, tienen experiencia, llevan años trabajando en esta industria y realmente son unos mentores para nosotros fuera y dentro de la cámara. Creo que al observarlos simplemente aprendes de ellos. Son gente súper humilde y siempre quieren que todo el mundo brille. Saben compartir eso en escena, lo cual se aprecia como actor, sobre todo si eres el nuevo en el set; eso me ayudó a sentirme cómoda. Nos apoyaron mucho a Ansel, a mí y a Lily, a todos los que éramos como la ‘nueva generación’”, cuenta en entrevista con Máspormás la actriz mexicana. Por otro lado, Edgar platica que la combinación de actores bien establecidos con jóvenes es muy interesante.

El proceso de preparación, tanto para el guion como el de los actores, conllevó un arduo trabajo de investigación. Edgar se acercó a personas que cometieron delitos en la vida real para construir a los personajes, lo que fue “una experiencia sorprendente” para él. Se acercó a exconvictos y a personas que están en rehabilitación, entrevistó a asaltantes de bancos y choferes de escape.

Eiza cuenta que ella y sus compañeros tuvieron una preproducción: “Vivimos en Atlanta, tomamos clases de manejo, de cómo disparar armas, tuvimos un coach de cómo robar autos. Él nos guiaba y nos contaba sus historias porque antes asaltaba bancos. Ese proceso fue bastante divertido. También tuvimos coreógrafos con quienes estuvimos repasando los movimientos escena por escena. Personalmente, yo me basé en una historia real para interpretar a Darling”.

Al preguntarle a la actriz mexicana si siente alguna presión diferente en Hollywood por su origen latino, Eiza contestó: “No siento presión, siento más bien una responsabilidad. Tengo un trabajo en el que soy vista en muchas partes del mundo, represento a una mujer latina; lo único que puedo hacer es glorificarla de la manera más positiva y demostrar que no somos un estereotipo ni algo negativo. Hago el mejor trabajo posible y espero abrir las puertas para otras personas. Mi meta más importante es que mi gente y mi cultura tengan más oportunidades a nivel mundial”.

Sentado a su lado, Ansel —quien no para de reír y bromea cada tanto con su compañera— cuenta que está muy feliz de visitar México. A sus 23 años, ha participado en cintas que han sido éxitos de taquilla como Carrie, Divergente y Bajo la misma estrella. Además de eso, tiene otra faceta: es DJ. En el mundo musical es conocido como Ansølo y tiene influencias como los Beatles, Freddy Mercuri, Daft Punk y Skrillex.

¿Y qué significó interpretar a Baby para él? “Fue algo muy natural y apropiado para mí. La música es una parte importante de mi vida, así que fue seguir en algo que he hecho desde hace mucho tiempo y lo que soy. Fue interpretar un papel que engloba mi amor por la música. Fue realmente genial”.

Mientras que Ansel cuenta que sus actores favoritos son Tom Hardy, Christian Bale y Leonardo DiCaprio, Edgar enlista una serie de películas que los influyeron: “Soy fan de las cintas de persecuciones y robos, como The French Connection, The Driver, The Blues Brothers, The Italian Job, Getaway, Reservoir dogs… crecí con ellas”, explica.

Al cuestionar al protagonista sobre cómo definiría su personaje, Ansel dice: “No es un bebé. Baby es un chico leal. Es un criminal, pero es un buen tipo. Creo que el público lo va a amar porque es buena persona y porque en el fondo es como un niño a quien le encanta manejar. Él se siente de alguna forma perdido, como muchos de nosotros lo hemos sentido, y en el amor verdadero encuentra un propósito”.