Muchos rincones de Coyoacán guardan un aire tradicional que contrasta enormemente con el resto de la Ciudad de México; tal es el caso del barrio de Santa Catarina.

De no ser por las decenas de automóviles que pasan de manera constante entre sus calles, podría afirmarse fácilmente que Santa Catarina es un barrio muy lejano de la Ciudad de México.

7. Algo de su historia

Foto: Karla Almaraz

Sus calles empedradas, pequeños callejones y antiguas construcciones dan fe de lo tradicional del barrio. Se dice que dichas tierras antiguamente formaban parte de un asentamiento prehispánico de nombre Omac, cuyo significado es “entre dos aguas”.

Con el paso del tiempo y la llegada de Hernán Cortés, el sitio cambió de forma drástica. Actualmente aún conserva construcciones de siglos de antigüedad, como la capilla de Santa Catarina. Pero para conocerlas, no hay mejor manera que recorrer el barrio a pie.

6. Adentrándonos en el barrio

Foto: Karla Almaraz

La forma más fácil de llegar a Santa Catarina (por lo menos en transporte público) es bajar del Metro Miguel Ángel de Quevedo y caminar sobre avenida Universidad hasta llegar a la calle de Francisco Sosa, principal vialidad del barrio que fue construida hace varios siglos con la finalidad de conectar a San Ángel con Coyoacán.

La edificación que da la bienvenida al barrio es la capilla de San Antonio Panzacola, que fue construida a finales del siglo XVIII. Según se cuenta, su construcción estuvo a cargo de una familia de contrabandistas que le pidió fervientemente a San Antonio que, si no los capturaban durante una revisión policial, le construirían una iglesia. Y así sucedió.

A su lado se encuentra un puente colonial que lleva el mismo nombre y desde donde se puede ver el paso de un río.

Foto: Karla Almaraz

5. Edificios emblemáticos

Foto: Karla Almaraz

Sobre Francisco Sosa hay diversos lugares emblemáticos como la Casa del Sol, la cual tiene una placa donde se explica que ahí Venustiano Carranza redactó el proyecto de la Constitución de 1917.

A escasos pasos, encontrarás un edificio muy pintoresco conocido como Casa Alvarado, pues se decía que Pedro Alvarado había habitado el recinto. Sin embargo, quien sí vivió —y murió— en el lugar fue Octavio Paz.

Hoy en día, el sitio alberga la Fonoteca Nacional, organismo que se encarga de resguardar todo el archivo sonoro del país, así como de organizar actividades relacionadas con este acervo.

Foto: Karla Almaraz

4. Museos

Foto: cortesía

El primero de ellos es el Museo de la Acuarela, el cual fue fundado por Alfredo Guati Rojo. Se encuentra casi casi frente a la Fonoteca Nacional y es considerado el primer museo dedicado a la acuarela en todo el mundo. Además de encargarse de la divulgación y preservación del arte en acuarela, el recinto ofrece exposiciones permanentes y temporales, así como actividades para todo público.

Ubicación: Salvador Novo 88
Horario: lunes a domingo de 10 a 18 horas
Costo: entrada libre

Por otra parte, tenemos la casa de Emilio “el Indio” Fernández. No es como tal un museo, pero parece. La construcción (hecha por el arquitecto Manuel Parra) fue modificada por el director de la época de oro del cine mexicano a lo largo de varios años hasta quedar como actualmente se ve.

Foto: Karla Almaraz

Además de admirar la imponente estructura de piedra volcánica del lugar, puedes apreciar cómo vivía el también actor en esta casa. De hecho, el sitio usado como locación para varias películas tanto nacionales como extranjeras.

Foto: Facebook Monumental Casa de Emilio “Indio Fernández”

Ubicación: calle Zaragoza 51
Horario: de 12 a 18 horas. Visitas guiadas a las 13, 15 y 17 horas
Costo: 70 pesos.

3. El corazón de Santa Catarina

Foto: Karla Almaraz

En la calle de Francisco Sosa también se encuentra uno de los lugares más importantes del barrio. La plaza de Santa Catarina consiste en un pequeño jardín donde se encuentra un busto en honor —precisamente— a Francisco Sosa.

Enfrente está la capilla de Santa Catarina, un pequeño recinto construido en el siglo XVI. Se dice que, originalmente, era una capilla en la que se evangelizaban a los indígenas que vivían en los alrededores del lugar.

Foto: Karla Almaraz

2. Casa de cultura Jesús Reyes Heroles

Foto: Karla Almaraz

Ubicado en una casa construida en el siglo XIX, este centro cultural cuenta con tres galerías, salones para talleres y varios salones de usos múltiples. En sus instalaciones se ofrecen actividades artísticas y culturales, conferencias, talleres y presentaciones de libros.

Se ubica justo frente a la plaza de Santa Catarina. En su interior hay algunas esculturas, incluyendo una de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Horario:  lunes a domingo de 8 a 20 horas

1. Sus leyendas

Foto: Karla Almaraz

El barrio de Santa Catarina guarda el “terrible” y famoso callejón del aguacate. En una de las tantas leyendas que rondan el lugar afirma que durante la época de Lázaro Cárdenas un militar golpeó y colgó de un árbol a un niño que lo buscaba de manera insistente. Se dice que el pequeño aún se aparece en el sitio llorando.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA LEGENDARIA COLONIA GUERRERO

Compartir
Artículo anteriorLas puertas más instagrameables de la CDMX
Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.