Biblioteca Central: emblema del muralismo

La Biblioteca Central es un ícono no sólo de la UNAM, sino de la ciudad. Es uno de los espacios más característicos y bonitos de la universidad, y uno de los más fotografiados

Los arquitectos Gustavo Saavedra, Juan Martínez y Juan O’Gorman —quien también era pintor— comenzaron a construir la Biblioteca Central en 1950, en un espacio que constaba de 16,000 m2, en Ciudad Universitaria. Entre los tres planearon que la biblioteca tuviera 10 pisos, pues querían que en cada uno de ellos se resguardaran 120 mil libros.

Su fachada es el mosaico llamado Representación histórica de la cultura, que fue hecho por O’Gorman. Mide 4,000 m2, abarca sus cuatro paredes y cada lado está inspirado en un hecho histórico de México: al norte, la época prehispánica; al sur, la conquista española y la Colonia; al oriente, la Revolución Mexicana, y al poniente, la modernidad y la creación de la UNAM.

La biblioteca fue inaugurada el 5 de abril de 1956. Ha tenido varias remodelaciones: la primera en 1981, otra en el 2000 y la más reciente en 2003. Los principales cambios fueron redistribución del acervo y la creación de la videoteca. En 2007 fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.