Café La Habana, un lugar con historia

Se trata de uno de los establecimientos más emblemáticos del Centro de la ciudad. Si lo visitas, debes probar el café irlandés, una de sus bebidas estrella. Se sirve sobre un vaso escarchado con jugo de naranja y azúcar, al cual se le añade una onza de licor de café y otra de whisky. Después, el licor se calienta y el azúcar se carameliza, para posteriormente añadir el café caliente. Al final, le ponen crema batida y un toque de canela espolvoreada.

El Café La Habana fue inaugurado en 1954 y, según se cuenta, algunos de sus comensales fueron Fidel Castro, el Che Guevara y Roberto Bolaño.

Precio
Con $150 puedes pagar un café irlandés, un pan e incluir el servicio.

Pareja o banda

Ideal para platicar con un amigo o tu cita. El lugar te remontará a un México de antaño.

Tip

El café de máquina es el mero bueno. Acompáñalo con un bisquet y no olvides pedir ralladura de limón.

Foto: Akari