Cambia tus jeans viejos por libros y películas

Si tenes algunos jeans o ropa de mezclilla que ya no usas o no te quedan, esta es la oportunidad de deshacerte de ellas con una buena causa.

El próximo sábado 21 de mayo se llevará a cabo el Trueque de Mezclilla, es decir, una fiesta de recaudación de textiles que tiene como fin reciclar y transformar las prendas de vestir en nuevos productos.

El objetivo de este trueque es el de crear un ciclo de consumo y desecho, además de que la ropa donada podrá ser intercambiada por otros artículos, como libros, películas, arte, entre otros.

trueque de mezclilla

El público asistente deberá de llevar como máximo 5 prendas de cualquier talla y tono -sin importar si son de hombre, mujer o niño- y presentarlas en una recepción de textiles.

Las prendas serán evaluadas y se les asignará un puntaje según la calidad del material y las posibilidades de re-uso que tengan.

Por ultimo, de acuerdo a la cantidad de puntos que les hayan dado a tus prendas, podrás intercambiarlas por otros productos de tu interés, siempre y cuando estos artículos tengan el mismo puntaje que tus donaciones.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: 10 REGALOS DE DISEÑADOR PARA TU MAMÁ QUE PUEDES COMPRAR EN LÍNEA

 

En el evento podrás encontrar marcas locales que ofreceran productos sustentables y creativos, todo esto como un intercambio ameno y divertido donde no sólo se pueda hacer conciencia, sino tener una experiencia de convivencia, comunidad y de consumo responsable.

El evento es de exclusivamente de intercambio de mezclilla, por lo que prendas de otros materiales no se aceptarán para el intercambio. Sin embargo se podrán realizar donaciones de ropa que serán llevadas a instituciones de caridadad.

Cuándo: Sábado 21 de mayo
Dónde: Casa Flora – Mariano Azuela 139 interior 7, Santa María la Rivera, Cuauhtémoc. Cerca del Metro y Metrobus Buenavista.
Horario: 14 a 20H
Entrada libre

Compartir
Artículo anteriorUn festival para mascotas en el Parque Lincoln
Artículo siguienteEdición impresa 04/05/2016
Leal a mis pasiones y fiel a mis convicciones, creo en el periodismo como una escuela de vida. Escribo para ti… mi mejor recompensa es que tú me leas. Antes Milenio, hoy Máspormás.