Capilla de San Antonio de Padua

Se encuentra en la esquina de avenida Universidad y Francisco Sosa, esta última calle aún conserva su empedrado, que hace relucir a esta pequeña iglesia franciscana que perteneció a los frailes carmelitas, además es considerada como la puerta al centro de Coyoacán. La arquitectura exterior se extiende con un puente de piedra en la parte posterior y cuyo nombre es Puente de Altillo, donde aún cruza el río Magdalena, lo cual hace volar la imaginación hacia un viaje en el tiempo. Se puede conocer su interior solamente los días lunes, en misa de las 19 h, además de sábado y domingo a las 8:30 h.

Foto: Lulú Urdapilleta