A pie por… la colonia Centro de Azcapotzalco

El Centro de Azcapotzalco tiene muchos atractivos, entre los que destacan el sitio donde se efectuó la última batalla de la Independencia de México.

Por sus parques, construcciones y comercios, el centro de Azcapotzalco merece ser recorrido a pie.

La colonia Centro de Azcapotzalco es ante todo contrastante. Una vez que sales del Metro Camarones y te recibe la Avenida Aquiles Serdán es posible notar la urbanización que predomina en la localidad, así como la convergencia entre edificaciones antiguas y otras relativamente nuevas.

Al ingresar por aquí parecería increíble que a unas calles de distancia se encuentre un centro histórico muy antiguo, cuyas calles albergan edificios y comercios emblemáticos no sólo de la capital, sino de todo México.

Para conocer la historia no sólo de la colonia, sino de la delegación entera, tenemos que remontarnos hasta la época prehispánica. Azcapotzalco, que significa Hormiguero, nació en este periodo y fue durante el reinado de Tezozomoc que alcanzó una gran relevancia en el Valle de México, poder que mantuvo hasta que dicho líder murió alrededor del año 1427.

Tras la conquista de los españoles, el territorio de Azcapotzalco comenzó una gran transformación y se construyeron diversas capillas y parroquias, encabezadas por la Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago, ubicada en la colonia centro.

La urbanización entró a paso lento, pues hasta mediados del siglo XX los habitantes se dedicaron principalmente a las actividades agrícolas. Con el paso del tiempo los grandes comercios fueron apoderandose de las inmediaciones de la delegación y sobre todo de la colonia Centro, pero eso sí, sin dejar atrás su pasado y sus sitios más emblemáticos.

El callejón del beso

Lo primero que llamará tu atención de la también conocida como colonia Villa Azcapotzalco, es un enorme mural con varias parejas besándose. En un extremo hay una enorme flecha que anuncia “callejón del beso” y te dirigie a un solitario callejón que tiene tres bancas de metal, sitio en el durante nuestro recorrido sólo encontramos una pareja… de policías custodiando el lugar.

Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago

Para disfrutar de lo mero bueno de esta colonia te recomendamos empezar por este lugar ubicado en la calle Morelos. El trio es bastante amplio y la parroquia impone con su gran tamaño y estilo barroco. A su lado se encuentra un antiguo convento que fue construido cerca del año 1565, el cual ha sufrido algunas remodelaciones a lo largo de los años debido a un par de temblores.

Se dice que fue justo en este sitio donde se libró la última batalla por la Independencia de México el 19 de agosto de 1821. De hecho, existe un pequeño monumento en el atrio donde se hace honor a este acontecimiento y a Encarnación Ortiz, quien murió en la también llamada “Batalla de Azcapotzalco” mientras intentaba retirar un cañón.

Jardín Hidalgo

Para conocer la historia de este emblemático parque tenemos que regresar hasta la época prehispánica, en la que el sitio era uno de los tianguis más importantes de la época, donde, se dice, vendían esclavos. Cientos de años después se construyó el jardín y se le adjudicó el nombre del padre de la patria por órdenes de Porfirio Díaz.

Al igual que la parroquia, este sitio fue escenario de la última lucha de la Independencia de México y guarda un valor histórico importantísimo, no sólo para la demarcación sino para la Ciudad de México. Por ello en 2013 se decidió remodelarlo.

Actualmente es un lugar de esparcimiento para vecinos y turistas. Entre sus instalaciones destaca el kiosko principal y el monumento a Miguel Hidalgo.

A un costado del Jardín se encuentra una pequeña construcción que antiguamente guardaba el archivo histórico, el cual fue trasladado a otro punto de la delegación hace un par de años. Hoy en día este es el sitio que debes visitar si quieres conocer a fondo la historia de Azcapotzalco, pues quienes se encuentran ahí conocen tooodo acerca de la delegación y, en ocasiones, hacen recorridos históricos, sólo tienes que llegar y solicitarlo.

 

ESTO TE PUEDE INTERESAR: A PIE POR LA… TRADICIONAL COLONIA CLAVERÍA

Casa de Cultura

Aunque la casa de cultura fue inaugurada el 18 de noviembre de 1991, el edificio es mucho más antiguo. En 1891 el recinto fue abierto como el Palacio Municipal de la demarcación, mientras que en 1986 el Instituto Nacional de Antropología e Historia lo declaró Monumento Histórico.

A un costado se encuentra la biblioteca Fray Bartolomé de las casas, la cual fue fundada en 1925 y posee un mural de Juan O´Gorman, donde se muestran las actividades cotidianas en distintas épocas de Azcapotzalco. Se encuentra a unos pasos de la Parroquia.

Plaza Cívica

Actualmente el edificio delegacional se encuentra en la Plaza Cívica Fernando Montes de Oca, justo en los límites de lo la colonia Centro de Azcapotzalco en la calle de Castilla Oriente. Según una placa, el lugar fue construido en 1987.

Además del edificio, se encuentra un monumento a Fernando Montes de Oca, quien nació el 29 de mayo de 1829 en Azcapotzalco y murió durante la defensa del Castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847.

De igual manera se encuentra un kiosko, espacios para realizar ejercicio, y un monumento a Tezozómoc, señor de Azcapotzalco.

Mercado

Con 60 años recién cumpliditos este mercado es uno de los sitios más tradicionales del rumbo. Además de que encuentras desde verduras hasta estéticas, es famoso por sus artículos de temporada, así como por su área comida.

Sus instalaciones son bastante extensas y puedes encontrar hasta cerveza de raíz. Sólo procura ir con mucha paciencia, pues los visitantes suelen ser muuuchos.

Entre el pasado y el presente

Una vez que finalizas el recorrido por esta colonia te das cuenta  de los cambios que ha tenido con el tiempo. Por un lado, tenemos las construcciones que datan de la época de la colonia y por el otro, aquellos negocios y plazas que fueron conformándose como lugares emblemáticos del Centro de Azcapotzalco.

Una viva muestra es la avenida Azcapotzalco que además de puestos ambulantes posee negocios históricos. Tal es el caso de la cafetería el Nevado que desde su fundación en 1947 ha sido uno de los lugares predilectos para ir por un buen desayuno o un delicioso helado o pay. Sus instalaciones, ubicadas en el número 591 de esta calle, no han cambiado mucho y mantienen la esencia de antaño, además que sus precios son bastante accesibles.

Casi enfrente encontrarás al Dux de Venecia, cantina que el próximo año cumplirá 100 años de existencia. Sobra decir que es todo un icono del rumbo, de hecho es considerada la primera cantina de Azcapotzalco. A pesar del paso del tiempo ha mantenido su buen servicio. Puedes disfrutar de bebidas, botanas y hasta ver eventos deportivos con tus cuates rodeados de un ambiente excelente.

(Fotos: Karla Almaraz y cortesía)